El programa de radio más veterano dedicado a la música de guitarristas y bajistas.

Entrevista: Greg Howe

.

    El pasado 22 de noviembre, Greg Howe visitó por primera vez España. Siendo este uno de los más destacados representantes de la escudería Shrapnel Records, y por tanto, de la época dorada de la guitarra eléctrica, y no habiendo venido nunca a España en solitario, no podíamos perder la oportunidad de entrevistarlo.

    Dado que por haberse realizado la entrevista en inglés, debíamos traducirla y transcribirla, aprovechamos el trabajo hecho para publicarla hoy en formato texto y aprovechar las ventajas multimedia que ofrece la web, pudiéndolo acompañar de fotos y vídeos. Sin embargo, te emplazamos a que escuches el programa emitido este pasado lunes en el que, además de continuar con un amplio repaso a la carrera de Howe, incluimos la entrevista en audio a este gran artista.

    Por supuesto y antes de empezar, queríamos agradecer a Xavi Estríngana y Etin Produccions la organización de la gira y las gestiones para poderlo entrevistar.

.

Albert Sanz (en adelante AS): Buenas tardes, Greg. Bienvenido a Guitar Xperience y a Barcelona. Contigo hoy hacemos la primera entrevista de la temporada.
Hay una banda y un músico de los que pensábamos que íbamos a morir sin verlos. La banda es Rush y el músico eres tú. ¿Por qué has tardado tanto en visitarnos en solitario? Eras uno de los pocos guitar heroes que faltaban por venir.

Greg Howe (en adelante GH): No es mi elección, y esta es una pregunta interesante que me ocurre mucho: la gente dice “¿por qué no viniste a Perú o por qué no viniste a Australia?” y no es eso, realmente es sólo que cuando trabajamos con una agencia de reservas y estamos preparando la programación de giras, estamos más o menos a merced de los horarios y de lo que tiene sentido, por lo que la razón es que nunca ha sido posible coordinarlo correctamente, aunque estoy realmente contento de saber que veníamos a España en esta gira. ¡Es genial!

AS: Todas nuestras entrevistas repiten dos preguntas. Una muy sencilla al comienzo y otra más complicada al final. La primera es que por qué elegiste la guitarra como medio de expresión.

GH: Ok, muy buena pregunta. Creo que es importante que explique que desde muy joven me encanta la música y entiendo la música. Mi hermano y yo solíamos escuchar de todo, desde los Beatles a Sly & The Family Stone y otras bandas de principios de los 70, y sólo queríamos ser como ellos. Solíamos ver un programa llamado “Don Kirshner’s Rock Concert” en el que presentaban a los Rolling Stones y las bandas populares de esa época antes de la MTV, así que cogíamos nuestras tocar raquetas de tenis y simulábamos que tocábamos una guitarra.  

Realmente solo quería poder tocar la guitarra lo suficientemente bien como para tener un fondo de armonía porque estábamos siempre cantando; queríamos ser cantantes y queríamos algo que nos acompañase con música, así que finalmente aprendí algunos acordes abiertos y eso fue genial, fue increíble y ya por aquel entonces empezamos a escribir música.

Con diez años estábamos escribiendo canciones y no pensaba en tocar la guitarra en términos de guitarra solista, ni siquiera sabía de qué se trataba eso, pero había un chico en la zona de dieciséis años que me enseñó acordes abiertos como C y G. Después se fue aproximadamente durante un año y cuando volvió a visitarnos le dije: “Vamos a tocar la guitarra”, y estuvimos tocando acordes y cantando y en un momento dado él estiró una nota y pensé que era lo mejor que había escuchado nunca, así que no me considero un guitarrista principalmente, me considero una persona que ama la música y que le encanta crear música y por eso toco la guitarra. Pero yo realmente quería ser baterista y tenía un pequeño kit de batería con el que ya tocaba sobre álbumes de los Rolling Stones y los Beatles. Música muy sencilla, pero aún así nunca tomé lecciones, quería ser un baterista y mi hermano también, así que mi padre dijo en un momento dado: “tenéis que tomároslo en serio y tomar lecciones, ¿quién quiere tocar qué?” Mi hermano respondió: “yo quiero tocar la batería”. Y yo, sin estar muy seguro: “yo creo que tocar la guitarra”.
Fue algo inesperado. Nunca me pronuncié en querer ser un guitarrista o querer expresarme necesariamente con la guitarra. Si el tocar la guitarra por alguna extraña razón se convirtiera en ilegal en el mundo, aún así yo seguiría en la música. Sólo fue un conjunto de circunstancias que me llevaron a la guitarra, no fue algo que me llevara por pasión.

Iván Macías (en adelante IM): Dado que en tu estilo hay constantes acercamientos al jazz fusión, ¿cuáles fueron tus influencias en este género?

Spotlight Greg Howe.jpgGH: Una vez más, es una pregunta muy interesante. Me estáis haciendo muy buenas preguntas. Es interesante y creo que algunos de vuestros oyentes estarán interesados en saber que yo no intenté ser un guitarrista de fusión. Cuando salí del instituto teníamos una banda de rock, tocábamos y llegamos a ser muy populares haciendo mucha música rock orientada a la guitarra en el estilo de Van Halen, Ozzy Osbourne y cosas así e intentábamos conseguir un contrato discográfico. Nos ofrecimos a varios sellos y estuvimos muy cerca en varias ocasiones de firmar pero no lo conseguimos.
Por aquel entonces existía una columna en la revista Guitar Player Magazine llamada “Spotlight” que la llevaba Mike Varney, el propietario de Shrapnel Records. Si le gustabas, si le enviabas una cinta y le gustabas, te presentaba en la columna como uno de los tres mejores guitarristas desconocidos del mundo en ese mes. Y si realmente le gustabas más de lo normal, entonces firmabas con su sello, por lo que le envié una demo mía aunque realmente sólo quería un contrato discográfico para la banda, pero a él realmente le gusté y me pidió que hiciera un par de álbums instrumentales.

Si os acordáis, cuando tuve mi primer contrato discográfico, aparecí con mi primer disco llamado “Greg Howe”, pero los siguientes dos álbumes fueron vocales porque fueron negociados en el contrato. Mi contrato original con Shrapnel Records era de cuatro álbumes pero yo dije: “Me gustaría firmar contigo pero no puedo alejarme de mi banda, así que, ¿qué tal dos álbumes instrumentales y dos álbumes vocales?”.

El primer álbum fue producido por Steve Fontano y Mike Varney y el segundo y tercer álbum fueron vocales, con la banda mía y de mi hermano, Howe II, y grabados con Mike Varney, mientras que el cuarto, “Introspection”, volvió a ser instrumental  y fue grabado por mi cuenta en mi propia casa. El problema es que Mike estaba continuamente por ahí diciéndome qué tocar o hacer y yo me sentía nervioso, porque si os acordáis, su sello estaba por aquel entonces bastante orientado al heavy metal. Ya sabéis, con Racer X, Vinnie Moore, Tony Macalpine y todos esos tíos, pero la música que tenía en mi cabeza no sonaba como eso y yo pensaba: “¿Cómo voy a grabar estas canciones? ¡Espero que les guste!” Y les gustó. Les gustó porque el sello varió un poco su orientación en aquel momento y de repente me sorprendí viendo críticas de mis discos en las revistas, calificándolos de fusión, aunque no intentaba hacer canciones de fusión, sólo intentaba escribir la música que estaba en mi mente; nunca intenté sonar como algo determinado, sólo quería acceder a lo que había en mi mente.

IM: Querías sonar como sentías en tu interior.

GH: ¡Exacto! En cualquier caso, ya que ellos me pusieron en la categoría de fusión, lo cual estuvo bien, a partir de entonces empecé a escuchar música de ese tipo para expandir mi conocimiento en términos de armonía y cosas como esa.

Nunca tuve el objetivo de ser un guitarrista de fusión, fue algo que ocurrió sin más.

.

IM: La pregunta de antes venía porque en Guitar Xperience solemos escuchar música muy técnica, pero han pasado 30 años y tu primer disco sigue sorprendiéndonos por su complejidad y virtuosismo.

GH: Es genial, eso es maravilloso.

IM: ¿Qué rutina de práctica tenías en tus comienzos?

GH: De nuevo, estas son muy buenas preguntas. Os lo agradezco. Nunca he sido muy disciplinado cuando tocaba practicar; nunca he tenido una rutina de práctica o una rutina de calentamiento; nunca dije: “Ok, voy a tocar dos horas de alternate picking, o dos horas de mano izquierda, dos horas de esto, ahora un poco de sweep picking”. Nunca fue eso, fue más tener una idea en mi mente sobre algo, quiero algo que suene como “dadaradada” o quiero ir a un “turummmmmm”. Sólo quiero imaginar cosas y después coger la guitarra y ver a qué se parecería, cómo sonaría, como lo hago para hacer que pase, y a veces escuchar a otros como tocan y pensar: “¡Ah! Eso es realmente genial, déjame ver si puedo descifrarlo y después ampliarlo.” Pero realmente nunca he tenido una rutina de práctica.

Sé que esto no es un buen consejo y no te estoy diciendo que deberías hacerlo de esta forma. Si pudiera ir atrás en el tiempo probablemente hubiese intentado ser un poco más disciplinado, pero es la verdad, nunca he practicado mucho, es más como que siempre cogía la guitarra para intentar crear y tocar y ver qué pasaría musicalmente y ver si eso se volvía algo creativo, pero a veces pasaba muy al azar, si eso tiene algún sentido.

AS: ¿Cómo el legatto y los arpegios se convirtieron en una parte tan importante en tu estilo de tocar?

GH: Vale, cuando era muy joven me acuerdo cuando escuché a Yngwie Malmsteen por primera vez tocar arpegios de triadas, arpegios de triadas de dos octavas “burruuum”, y yo estaba en plan: “¡Guau, eso ha sido una locura! ¿Cómo haces eso?”. Como chico obviamente quería aprender cómo hacer eso pero de más mayor empecé a pensar en arpegios en una forma completamente diferente y en vez de un concepto que permite una técnica ostentosa, realmente los uso más como un modo de superposición, porque empecé a ver esto útil más como una selección de notas y un modo de armonía y no sólo como una técnica ostentosa, por lo que tiendo verdaderamente a ver el mástil en forma de arpegios más que en escalas, y tengo ciertos licks y frases y declaraciones musicales que hago encajar, construidos con la forma de un arpegio como núcleo o esqueleto alterando cosas para disfrazar que es un arpegio.

En cuanto al legatto, mi principal influencia fue Van Halen.  Él no fue realmente un tío de alternate picking, siempre me gustó ese sonido y me encantaba por supuesto Allan Holdsworth. Recuerdo también por aquella época, justo después de firmar, que había un guitarrista llamado Brett Garsed y que todavía es uno de mis guitarristas preferidos y siempre me he sentido atraído por su sonido, creo que es más como un teclado o un saxofón.

IM: Más fluido.

GH: Es más fluido, de acuerdo, y es más fácil para mí improvisar de ese modo. Cuando hago alternate picking me requiere más práctica y esfuerzo para sonar claro y limpio y conseguir la precisión de un Al Di Meola. Tengo que prestar demasiada atención a la ejecución y así no puedo pensar en lo que escucho en mi cabeza, por lo que tocar más en legatto se presta más a mi estilo.

AS: ¿Qué intentas transmitir cuando tocas tu guitarra y grabas una canción?

GH: Cada canción tiene su propio mensaje, ¿sabes?, si escuchas una vieja canción mía llamada “Song for Rachelle”, resulta que a mucha gente le gusta porque es una balada y sienten que realmente les comunica esa pasión. Eso es lo quiero, por eso es un éxito. Tengo canciones un poco tontas y humorísticas que te provocan una sonrisa, e intento asegurarme que el sentido del humor venga a través a la música.

Hay días que sientes que tienes que hablar de cosas que son divertidas, algunos días sientes que tienes que hablar de cosas más serias. La música no es diferente de esto.

IM: Depende de la canción, del día que tienes sentimientos tristes o sentimientos felices.

GH: Eso es exactamente así. El estado anímico que tenga mientras estoy creando una canción será el mensaje que intentaré transmitir.

.

IM: No sé si lo sabes, pero en España estamos viviendo el año más intenso a nivel de guitar heroes que jamás hemos tenido. Y algunos fueron compañeros tuyos en el pasado. Hace unas semanas actuaron Yngwie Malmsteen y Tony MacAlpine y en diez días Vinnie Moore estará en esta misma sala. Incluso Joey Tafolla iba a venir en septiembre pero a última hora canceló la gira.
¡Estamos en el semestre Shrapnel!
¿Crees que este auge de los guitar heroes va a continuar en el futuro?

GH: Espero que sí, pero el término de “guitar hero” es un poco duro de tragar a veces, aunque sé a lo que os referís: guitarristas de alto nivel que han hecho exhibiciones impactantes. Espero que eso continúe, pero no tengo ningún… ¿cómo digo esto?, creo que la guitarra no es más importante que otro instrumento. Es un instrumento divertido de tocar; me divierto tocándolo, pero no lo pongo en un pedestal por encima de otros. Sólo espero que el público en general abrace la buena música, música de calidad. Hay gente que pasa muchas horas practicando con su instrumento y haciendo buena música. Espero que eso sea más apreciado para que los grandes músicos puedan tener siempre un lugar donde tocar.

AS: Como medio especializado en música de guitarra, estamos muy interesados en el mundo Shrapnel, ya que creemos que sentó las bases para que apareciera toda una legión de guitarristas e hizo que muchos aficionados se sintieran atraídos por el metal instrumental.

GH: Estoy de acuerdo con eso.

AS: De algún modo cambió las reglas del shred y si alguien quería ser algo en el género debía pasar por ese sello. ¿Cómo viviste toda esa época?

GH: Yo sabía que había una especie de revolución de la guitarra en marcha, y sabía que era parte de ello, por lo que me sentía muy honrado y halagado. ¿Sabes?, cuando escuché por primera vez a Paul Gilbert, Yngwie y Tony y todos esos chicos fue como “¡¡guau!!”, porque yo venía de la escuela de Van Halen, pero ellos llevaban definitivamente la técnica a otro nivel y algunos además tenían un sonido asombroso. Siendo joven, por supuesto, quería hacer eso y fue verdaderamente genial que cuando grabé mi primer álbum estaba grabando Jason Becker con Cacophony en el mismo momento y en el mismo estudio que yo, así que nos conocimos y pasábamos mucho rato juntos.
Él estaba entonces haciendo esas increíbles técnicas modernas y muchas de esas cosas me las enseñó, y  en sólo un par de semanas mi forma de tocar a nivel técnico mejoró.

Así que, ¿cómo me sentía?: me sentía orgulloso de formar parte del grupo de guitarristas Shrapnel y de poder mejorar mi manera de tocar.

Shrapnel Shred.jpg

.

AS: ¿Cómo era el día a día de un “Shrapnel Guy”? ¿Había relación entre vosotros? ¿Os reuníais para hablar sobre vuestros trabajos o ensayar o hacer jam sessions?

Greg Howe Hot Rock Licks.jpg

GH: Cuando firmé era joven y todavía vivía en casa con mi madre, pero diría que inmediatamente mis ingresos fueron mejores porque de repente fui capaz de hacer giras de clínics y grandes avances, ¿sabes?, como el vídeo didáctico y otros pequeños vídeos y cosas como esa. También empecé a dar clases privadas y conseguí muchos estudiantes dado que aparecía en las revistas.
Fue mucho más fácil hacer dinero y fue bonito porque queríamos girar con mi banda de rock después de eso. Hicimos un tour por EEUU muy divertido y gané dinero con ese tipo de cosas.

Si recordáis, en los 90 estuve publicando un álbum casi cada año, y eso fue bonito. Es verdad que hice unas pocas giras, no giré mucho en los 90, pero tenía muchos estudiantes por publicar muchos álbumes todo el tiempo. Fue un periodo de tiempo un poco extraño para mí porque estaba intentando averiguar qué hacer con mi banda de rock, mi banda vocal, que es lo que realmente quería hacer.
En ese momento mi hermano tenía una serie de problemas personales y tuve que decidir si quería meterme por completo en ser un guitarrista instrumental o intentar seguir persiguiendo un proyecto vocal con él. Finalmente decidí que esto estaba funcionando y que debía hacerlo hasta que viniera algo mejor.

Si entrevistas a otros chicos Shrapnel cada uno tendrá una historia diferente, pero esta es mi historia personal.

Yo era muy leal y dedicado a mi banda de rock pero todo me empujaba a ser un guitarrista instrumental. Fue como una lucha para mí, no quise separarme pero mi hermano terminó teniendo muchos problemas personales y yo decidí dedicarme a la guitarra instrumental.

.

Greg Howe & Richie Kotzen today.jpgIM: ¿Con quién tenías más afinidad?

GH: Soy buen amigo de Richie Kotzen. Richie y yo crecimos en Pennsylvania, donde tocábamos en bandas de covers. Cada uno tocábamos en nuestras propias bandas pero estábamos en circuitos diferentes, aunque oía hablar de él, porque juro que ya tenía reputación de joven virtuoso que era capaz de tocar cualquier lick.
Todo el mundo me decía que debería verlo, que era muy bueno pero no nos conocíamos, sin embargo, tras firmar mi contrato con Shrapnel, Mike Varney me dijo que había recibido la demo de alguien llamado Richie Kotzen, que era realmente joven en esa época —como unos 17 o 18 años— y quería que lo conociera porque no estaba seguro de que estuviera preparado para firmar por el sello, así que vino a mi casa e improvisamos todo el día y así fue como lo conocí.

AS: Para finalizar con aquella época, queríamos preguntarte sobre tus trabajos con Richie Kotzen. ¡“Tilt” es, definivamente, el disco de shred más alocado y excesivo de la historia! ¿Cómo fue esa experiencia?

GH: (Risas) Fue muy interesante porque entonces ya estábamos completamente separados. Él estaba viviendo en California y yo todavía estaba en Pennsylvania, y Mike Varney pensó que sería una buena idea hacer este álbum. Yo también pensé que lo era, pero fue un poco incómodo porque yo crearía canciones y Richie crearía canciones y yo le enviaría las mías para que pusiera sus partes, pero en mi mente tendría mi propia versión de lo que querría que él tocara. Y entonces yo haría lo mismo con sus canciones, así que nos sentimos un poco desconectados.
Sin embargo, cuando recibí todo su material y lo escuché, empecé a sentir: “Ok, esto realmente empieza a sonar como un álbum de verdad”. Si lo tuviera que hacer de nuevo querría reunirme con él. Creo que el álbum al final fue divertido y genial, pero sigo pensando que habría sido mejor si hubiésemos estado juntos. Si hacemos algo como eso de nuevo, estaremos en el mismo lugar y el mismo momento.

.

AS: En tu carrera destaca el haber colaborado con grandes estrellas como Enrique Iglesias, Justin Timberlake y especialmente, Michael Jackson. Queríamos hablar de tu gira con él. Es sabido que entraste gracias a Jennifer Batten, pero lo hiciste con la gira ya comenzada. ¿Cómo fue el proceso de adaptación? Porque con Jackson no es sólo tocar; hay mucho de teatro y danza y los músicos también hacían algo de performance e interpretación y contaban con meses previos de preparación.

GH: Asustado. Estaba muy asustado y la razón fue que hablé con Jennifer muchos meses antes; puede que incluso un año antes de empezar la gira y ella me dijo que en algún momento recibiría una llamada suya ya que tenía previsto en un futuro cercano dejar la banda temporalmente. Pero yo no sabría cuando, así que fue lo suficientemente amable como para grabar uno de sus ensayos y dejar el micrófono o la cinta cerca de su amplificador para que pudiese escuchar lo que estaba tocando y estuvo genial.
Trabajé en ese material por un tiempo pero las semanas pasaron y no escuché nada. Esto fue antes de los teléfonos móviles y estuve rechazando giras y bolos porque no quería perder la llamada, pero finalmente pensé: “Tengo que volver a mi vida, tengo que hacer lo que hago, no puedo basar mi vida en una llamada que puede no llegar”, así que volví a hacer lo que estaba haciendo y dejé de escuchar ese material durante meses, hasta que recibí una llamada frenética del director musical una noche y me dijo: “Te necesitamos en el aeropuerto mañana por la mañana a las 06:00”. Yo estaba como: “!Guau! No estoy ni preparado para nada.” Y estaba realmente asustado, porque recibí la llamada un lunes por la tarde sobre las 20:00 y me querían en el aeropuerto de Newark a las 06:00. Para llegar a las 06:00 tenía que estar en mi aeropuerto a las 04:00, pero eso implicaba salir de casa a las 02:00 porque tardaba dos horas en llegar allí.
Así que tuve sólo seis horas entre las 20:00 y las 02:00 horas para prepararme para esa gira y tener mi ropa y todas mis cosas preparadas, porque ella —Jennifer— se marchaba por un tiempo indefinido ya que su madre estaba enferma. Su madre llevaba mucho tiempo enferma y ella no sabía cuánto iba a estar fuera de la gira. Al final falleció creo que después de cinco semanas y entonces volvió.

No sabía cómo prepararme, no sabía si sería para un mes, seis meses o un año, no lo sabía, así que tuve que recordar y reaprender ese material de memoria, sin tocar, escuchando el walkman mientras doblaba y empaquetaba mi ropa, por lo que fue una noche muy intensa y estresante.

Cuando llegué allí, echamos una hojeada al día de mi primer show, que era el miércoles siguiente —llegué el martes y el concierto era el miércoles—. Habrían 65 mil personas, por lo que hicimos un ensayo las 11:00 por la mañana. Ellos querían asegurarse que el nuevo tío sabía lo que tenía que tocar, por lo que hicimos cuatro canciones y el mánager de producción vino y dijo: “¡Yeahh, suena bien!”. Yo empecé a sentirme un poco aliviado, en plan: “Puede que verdaderamente sea capaz de hacer esto”. Entonces él dijo: “Ok, suena bien, ¡ahora hablemos de la coreografía!” ¡Y resulta que había mucha coreografía en concreto para el guitarrista solista! ¡Realmente ningún otro miembro de la banda interactuaba tanto con Michael como Jennifer Batten hacía!

El resumen es que estaba muy asustado y todo fue de lo más intenso.

.

AS: Ok. Hagamos un salto temporal. Hace unos años fundas Maragold y abrazas totalmente al hard rock vocal. ¿A qué se debió ese cambio de registro?

GH: Creo que la pregunta más precisa sería que cual fue la razón para olvidar la fusión y formar una banda vocal que era lo que quería desde que era joven.

Es un poco confuso porque siempre quise una banda vocal, aún la quiero, pero ha de darse la situación correcta, la música correcta, la gente correcta, tiene que hacerme sentir bien y me ha de divertir y ser inspiradora. Tiene que estar bien para mí.
Pienso que Maragold fue eso porque todo el mundo era talentoso y pensaba que la cantante era realmente buena, pero no hemos podido alargarlo.

La respuesta a vuestra pregunta es que es algo que siempre había querido hacer y todavía quiero. Todavía espero un proyecto vocal en el futuro.

IM: O sea que estás abierto a este tipo de proyectos

GH: Por supuesto.

Maragold 03

.

IM: Pues muchas gracias, Greg, por la entrevista y el concierto de esta noche. Ha sido un honor poder hablar contigo tanto como periodistas como fans tuyos. Pero por favor, te pedimos una cosa: no tardes otros treinta años en volver.

GH: No haré. Lo prometo, lo prometo, prometo que eso no pasará.

IM: Y por último, la pregunta complicada que mencionamos al comienzo: Define a Greg Howe.

GH: ¡Wow!

AS: Muy complicada.

GH: Sí lo es. Me encanta la música y me encanta la creatividad y me encanta la originalidad. Me encantan los artistas que crean cosas nuevas que no han sido escuchadas antes. Hay muchos grandes guitarristas. Hay guitarristas asombrosos en este mundo pero no hay tantos que tengan un sonido único que puedas escuchar y sepas exactamente quién es esa persona. Sólo unos pocos como Pat Metheny, Hendrix, Stevie Ray Vaughan, Allan Holdsworth. Todos esos tíos que decimos que son grandes son grandes porque no sólo son grandes guitarristas sino porque son grandes músicos creativos. Son musicalmente creativos y son artistas que están creando un cuadro cada día con su sello. Creo que si hay algo de lo que estoy orgulloso es que tengo ese sello. Si escuchas tres o cuatro notas sabes que soy yo; eso es lo que quiero cuando abandone este lugar: cuando abandone esta Tierra espero ser recordado por haber conseguido una firma específica que no puedes conseguir en ningún otro sitio excepto escuchando a Greg Howe.

No sé si esto responde a vuestra pregunta realmente porque no sé cómo definirme; soy sólo soy alguien que ama la música y le encanta crear música y me encanta inspirar a la gente con música. Eso es debido porque incluso en aquellos días en que hacía clínics, la gente me preguntaba sobre el shred y sobre licks y para mí era un poco extraño ya que no me metí en esto por esa razón; eso son salpicaduras, el pastel es la música. Los temas divertidos de guitarra son sólo eso pero a mí me gusta pensar que las canciones y la música pueden ser geniales incluso si no hay en ella una forma excitante de tocar.

Esa es mi respuesta.

.

    Y hasta aquí llegó la entrevista. Como habréis podido observar, aparte de su amabilidad, Howe no es un músico parco en palabras, y a diferencia de otros entrevistados monosilábicos, nos dio respuestas muy amplias. El problema es la limitación de tiempo, sobretodo si la entrevista se hace previa a la prueba de sonido, por lo que algunas preguntas muy interesantes quedaron en el tintero, como por ejemplo hablar de sus proyectos más actuales o relacionados con su último trabajo discográfico, “Wheelhouse”, el álbum que venía a presentar. Sin embargo, nos vimos obligados a improvisar sobre la marcha y realizar las preguntas que creemos definían mejor a Greg Howe más que las relacionadas con la actualidad más inmediata.

    En cualquier caso, fue un placer poder vivir tanto la entrevista como el concierto así que volvemos a agradecer la oportunidad a Etin Produccions, al propio Greg Howe así como hacemos extensiva nuestra gratitud tanto al personal de La Nau como a Jeff Aug, telonero y tour manager de nuestro protagonista de hoy.

 

 

.

TEXTO: Iván Macías & Albert Sanz
TRADUCCIÓN: Iván Macías

Etiquetado como: , , , , , , , , , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Web de la Ona de Sants-Montjüic

¡Escucha la Ona de Sants-Montüic en directo!

FaceBook Oficial de la Ona de Sants-Montjüic

A %d blogueros les gusta esto: