El programa de radio más veterano dedicado a la música de guitarristas y bajistas.

Crítica: Joe Stump “Revenge of the Shredlord”



.

  • Artista:  Joe Stump
  • Sello:     Lion Music
  • Año:       2.012
  • Estilo:    Shred, heavy metal neoclásico

.

CALIFICACIÓN TÉCNICA

  • Nivel de técnica: 8,5/10
  • Velocidad: 8,5/10
  • Variedad de fraseo, recursos y técnicas: 8/10
  • Nivel de coñazo virtuosístico: -10/-10
  • Nivel general resto de músicos: 6,5/10
  • Calidad producción (equilibrio en la mezcla, masterización, etc.): 8/10
  • Calidad presentación (carátula, libreto, etc…): 4/10
  • PUNTUACIÓN: 6,2/10

.

CALIFICACIÓN MUSICAL

  • Calidad musical: 5/10
  • Nivel de feeling: 6/10
  • Posibilidad de escucharlo de un tirón: 2/10
  • Ganas de hacer “headbanging”: 8/10
  • PUNTUACIÓN: 5,25/10

.

PUNTUACIÓN TOTAL: 5,7/10

.

    A Joe Stump no se le puede negar la ilusión y las ganas que le pone a su trabajo. Tras casi 20 años de carrera en los que ha grabado diez discos en solitario, cuatro con Joe Stump’s Reign of Terror y uno con Holy Hell y varios DVD’s didácticos, además de su condición de profesor en Berklee, sigue fiel a si mismo, perfeccionando y depurando su estilo neoclásico sin dar su brazo a torcer y todo ello pese a ser un músico relativamente desconocido (al menos en España). Hoy os traemos una crónica que tiene tres puntos destacables:

  1. Es la última de la temporada.
  2. El disco sale hoy mismo a la venta por lo que la crítica hace referencia a toda una novedad (al revés que en otras ocasiones, que analizamos discos con semanas o meses de antigüedad).
  3. Tiene una de las puntuaciones más bajas que nunca le hayamos dado a un disco analizado.

.

.

    A través del sello Lion Music sale hoy a la venta su onceavo disco con el significativo título de “Revenge of the Shredlord”. Para la mezcla del álbum, Stump ha contado con el ingeniero Dacky Carlise, el cual tiene un gran currículum a sus espaldas, como Buddy Guy o Johnny Winter. De la masterización se ha encargado Maor Appelbaum, quien ha trabajado con Yngwie Malmsteen, Rob Halford y Sepultura entre otros. La producción ha corrido a cargo del propio guitarrista. Los músicos colaboradores han sido Jay Rigney al bajo, Hector Jaramillo a la batería, Rock “Jetstream” a los teclados y Francisco Palomo también a los teclados.

    Doce temas son los que nos encontramos en este “Revenge of the Shredlord”. Doce temas que por esta vez -a diferencia de la mayoría de reviews- no vamos a analizar en profundidad uno a uno. Para bien o para mal (más bien para mal) la unidad estilística del álbum es total: heavy metal neoclásico “shredizado” al máximo. Casi no hay ni un sólo atisbo de diferenciación entre los temas. Es un álbum creado especialmente para un nicho muy concreto de fans. Así como en su anterior disco –“Virtuostic vendetta” de 2.009- Stump incursionaba por momentos en el heavy metal más “purpleriano” e incluso en el hard rock o el rock and roll, logrando por ello un trabajo, pese a su evidente vocación de continuo lucimiento técnico, muy variado y divertido y con algunos momentos sorprendentes. Esto no sucede aquí. También es cierto que los amantes del shred neoclásico instrumental no tienen mucho a donde agarrarse ultimamente. Sus máximos representantes no tienen reparos en saltar al heavy metal, al blues o a la fusión. E incluso la bandera del género, Yngwie Malmsteen, realiza sus discos con mayoría de temas vocales. Por tanto los fans de este género estarán satisfechos.

.

.

    Antes decíamos lo que no íbamos a analizar el disco tema a tema, pero sí que destacaremos algunos momentos dignos de mención.

.

  • “Shredlord’ sonata” y “White knuckle mayhem”: Todo el mundo destaca siempre de Yngwie Malmsteen su velocidad, su limpieza en la ejecución, los arpegios o la afinación de sus bendings. Teniendo en cuenta que en todos estos aspectos la leyenda sueca fue superada hace muchos años, sólo quedaba según nuestro parecer un área en el que nadie le tosía… hasta ahora: la técnica de pivoting picking u obstinato rítmico. Pese a que guitarristas como Vinnnie Moore puedan hacerlo más rápido que Malmsteen usando hybrid picking (púa y dedos simultáneos), el mérito del sueco es hacerlo exclusivamente con púa. Sin embargo ha llegado Joe Stump para pulverizar este récord, puesto que estos dos temas contienen unas líneas de pivoting picking ejecutadas a tal velocidad, que sino fuera por el característico sonido del ataque de la púa parecerían tocados mediante hybrid picking. Realmente impresionante.
  • “In the master’s house” y “The end approaches”: O cómo crear unas baladas con melodías interesantes y dramáticas (especialmente en el segundo tema nombrado) y dar a traste buenas ideas con un solo de guitarra alargado hasta el paroxismo, alcanzando dichos temas nueve y diez minutos de duración respectivamente.
  • “The black knight’s castle”: Un doble bombo de lo más ochentero da comienzo a un tema con un claro regusto a Deep Purple y a Ritchie Blackmore, alternando inteligentemente unas líneas de guitarra del neoclasicismo original de Ritchie Blackmore al más moderno de Malmsteen y compañía.

.

    El disco tiene dos serios problemas que a los fans del neoclásico quizás no les importe, pero que se manifiestan enseguida a la que uno se pone a analizarlo en serio.

    El primero es la ya mencionada unidad estilística. No hay duda de que si aislamos algunos temas, éstos son muy disfrutables: la balada “The end approaches”, el virtuosismo neoclásico de “Shredlord’ sonata” o la diversión y los toques vacilones de “The black knight castle” molan, y a poco que a uno le guste la música técnica enseguida los va a disfrutar. El problema es encontrarte con doce temas en su mayoría de larga duración y que suenan uno detrás de otro casi iguales. Y digo casi porque no lo son del todo. Hay riffs potentes y  armonías interesantes que suenan por debajo de los solos, pero cuando te encuentras que estos duran como mínimo tres minutos por tema, y que en todo momento son un completo catálogo de técnicas de metal neoclásico ejecutadas a alta velocidad y precisión, pues como que la cabeza acaba como un bombo. Si a ello añadimos el trabajo tan lineal en cuanto a bajo y batería…

    El segundo problema y el más serio es encontrarnos con que pese a la veteranía y conocimientos de Joe Stump, el disco suena 100 % a Yngwie Malmsteen. Cierto es que el 99 % de guitarristas neoclásicos suenan al sueco, pero gente como Rusty Cooley, Chris Impelliteri o Georges Bellas han conseguido desarrollar un sonido propio (aunque lo limitado del neoclásico les hace ser similares en cuanto a composición). Sin embargo, Stump suena en todo momento a un clon de Yngwie como hasta ahora no le habíamos escuchado (siempre se había parecido algo, pero no tanto como ahora). Desde el sonido de las guitarras, la velocidad, los arpegios, los bendings tan bien afinados, los obstinatos, la elección de escalas… todo remite una y otra vez a Malmsteen. Aunque en honor a la verdad, Joe Stump (ahora es cuando me van a llover los palos) suena más rápido, limpio, potente y preciso que Yngwie. O al menos mucho más que el Yngwie actual. Si a eso le unimos una producción y una mezcla del disco muy clara, limpia y potente que contrasta con el horrible sonido de los últimos discos de Malmsteen (es lo que tiene ser tu propio productor y que no aceptes consejos), no hay duda de que este clon llamado Joe Stump supera con creces a su maestro. Aunque claro, el maestro estaba antes y es una leyenda, cosa que nuestro protagonista de hoy no es ni será jamás.

.

.

    En conclusión, estamos ante un disco muy difícil de escuchar del tirón; todo un catálogo de técnicas virtuosas ejecutadas por un Yngwie Malmsteen 2.0 a mil por hora en todos y cada uno de los temas. Hay algunas buenas ideas y una buena dosis de potencia metalera, pero sólo gustará a los fans del neoclásico instrumental y que no les importe la continua imitación/homenaje al rey del género.

.

Etiquetado como: , , , , ,

5 comentarios »

  1. Pues si, te va a llover. Porque decir que técnicamente Joe Stump es mejor que Malmsteen, es poner en evidencia que no tienes mucha idea de guitarra.

    • ¡jajaja! Lo sabía. De todas formas en algún momento del análisis hablo de que considero a Stump mejor técnicamente que al Malmsteen ACTUAL. De todas maneras tampoco considero que haya entr ambos una diferencia técnica abismal; no es como comparar a Malmsteen con Rusty Cooley que le supera tres, cuatro y cinco pueblos, por ejemplo (aunque Cooley es también muchísimo más cansino que Malmsteen).

      ¡Igualmente gracias por comentar!

  2. Bueno, pues es la segunda vez que me meto aqui y es la última también, me gusta disfrutar de artículos profesionales. Ya con lo de Rusty Cooley lo has confirmado, no tienes mucha idea. Lo de Stump es un quiero y no puedo acojonante, es lo que quisiera él, parecerse a Malmsteen pero ni copiándole hasta el aspecto lo consigue. Y Rusty Cooley…cuanto ha innovado y cuanto ha hecho por la guitarra. Qué tappings más rápidos y guapos hace, no?¿ esa técnica lleva 30 y pico años de machaque por todos sitios, por no decir otras cosas que toca. En fin, sin acritud, suerte.

    • Hola de nuevo David.
      En primer lugar pido disculpas por el retraso en comentar, pero estamos finiquitando los últimos artículos de la temporada y no he podido ocuparme apenas de los mensajes.
      En segundo lugar agradezco el comentario aunque discrepe totalmente.
      Y en tercer lugar paso a responderte:
      .
      Cada cual expresa sus opiniones en base a su bagaje personal y en este caso musical.
      Cuando dices que no tengo mucha idea lo haces sin conocimiento de causa sobre mi experiencia o currículum. Y aunque no es momento para vacilar de nada, diré sólo que llevo escuchando todo tipo de música desde que casi me pude poner en pie y que llevo en la prensa musical más de quince años.
      ¿Eso me otorga la verdad absoluta? ¡Para nada! Pero un cierto criterio sí. Así que no es justo lo que afirmas de mi (lo cual por otra parte no me ofende).
      .
      Yo también pienso que si de verdad crees en la superioridad de Malmsteen sobre muchos otros músicos es que en verdad no tienes mucha idea de música, o más concretamente de shred y neoclásico. Pero como digo, tampoco es justo por mi parte decir eso ya que no te conozco ni sé que conocimientos tienes para afirmarlo.
      .
      Por otra parte, debo decir (y confío en que no te ofendas) que no entiendo cómo se puede llegar a tergiversar y malinterpretar tanto un mensaje/texto escrito, cuando es algo que se puede releer una y otra vez. Supongo que debe ser a la prisa que todo ser humano tiene en acaparar conocimientos. Esto lo digo porque da la sensación de que según tu opinión he puesto a parir a Malmsteen en todos los campos. Y sí, es cierto que también soy muy crítico con el Malmsteen compositor, pero aquí hablo EXCLUSIVAMENTE DE TÉCNICA. Y cómo he dicho cientos de veces: NO CRITICO LA HISTÓRICA APORTACIÓN MUSICAL AL HEAVY METAL Y LA HISTÓRICA APORTACIÓN TÉCNICA A LA EVOLUCIÓN DE LA GUITARRA ELÉCTRICA hecha por el sueco. De hecho, en un momento del artículo digo lo siguiente:
      no hay duda de que este clon llamado Joe Stump supera con creces a su maestro. Aunque claro, el maestro estaba antes y es una leyenda, cosa que nuestro protagonista de hoy no es ni será jamás.
      .
      Ahora bien, reconocer los méritos y disfrutar de ellos no significa que haya que cerrar los ojos a la cruda realidad. Y ahora permíteme un símil deportivo:
      En el 91 Carl Lewis logró un record mundial en 100 mts. lisos. “El hijo del viento” le llamaban. No se concebía que nadie más pudiera ser más rápido. Después vinieron Leroy Burrell, Tison Gray, Asafa Powell, etc. hasta llegar a la indiscutible superioridad de Usain Bolt. Pero la genética, los entrenamientos, la alimentación… ¡hasta las bambas! evolucionan y mejoran y hacen mejorar a los atletas. Y es por ello que tarde o temprano alguien superará a Usain Bolt hasta llegar al límite físico del cuerpo. Límite que todavía no se ha alcanzado.
      El tiempo de Carl Lewis pasó y es imposible que ahora supere a Bolt. Si tuviera 20 años tal vez.
      Por la misma regla de tres, ¿alguien puede creer después de tantos años que Yngwie sigue siendo el guitarrista más técnico, rápido y expresivo del planeta? Creer eso es como creer que la tierra es plana o que la comida de MacDonalds es sana. Y creer que Yngwie ha perdido terreno frente a otros guitarristas no es menospreciar su legado, sino constatar una realidad.
      .
      Sí, creo que Joe Stump en este disco demuestra más nivel, pero también es una opinión abierta a crítica dado que no es una diferencia abismal. En cuanto a Rusty, ni me gusta ni le admiro, no hace “tappings guapos ni rápidos”, no es un innovador, es un plasta de cojones, pero me niego a negar -valga la redundancia- la superioridad TÉCNICA (una vez más: superioridad técnica y no de composición) de un reducido grupo de shredders como Rusty Cooley, Todd Duane, Tiago Della Vega, Ron Jarzombeck o el tristemente fallecido Shawn Lane frente a muchas de las vacas sagradas (algunos de los cuales pululan por el mundo de la música al menos desde la misma época que las vacas sagradas).

  3. Yo estoy bastante de acuerdo con la crítica de Albert. Stump me parece más inspirado que el Malmsteen de los últimos tiempos (bueno, ya lleva bastantes años perdido la verdad), eso sí, sin llegar al nivel de los primeros discos de Yngwie que fueron magistrales. Lo malo de Stump como dice Albert es que su sonido y las estructura de sus temas son clavaditos a los de YJM.

    Este disco aun sin aportar nada nuevo y siendo una copia del sonido Malmsteen no me parece malo, sí es verdad que en muchos momentos se le van los dedos más de lo necesario y llega a cansar pero tiene otros temas más melódicos e interesantes.

    Bueno lo que no tiene perdon es el plagio a Blackmore en “in the master´s house” con la melodía del final igual que en el tema “the temple of the king” de Rainbow.

    En cuanto a Cooley creo que Albert ha querido decir que mientras otros guitarristas decidieron dejar de mostrar sus habilidades y centrarse más en hacer música, él ha mantenido un linea de hipervelocidad y técnica sin pisar el freno. Los otros no es que no tengan técnica sinó que al ser más musicales se exhiben menos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Web de la Ona de Sants-Montjüic

¡Escucha la Ona de Sants-Montüic en directo!

FaceBook Oficial de la Ona de Sants-Montjüic

A %d blogueros les gusta esto: