El programa de radio más veterano dedicado a la música de guitarristas y bajistas.

¡Gary Moore ha muerto!

    Una nueva y triste noticia ha sacudido los cimientos del rock -y especialmente del mundo de la guitarra- este fin de semana. El legendario cantante y guitarrista irlandés Gary Moore ha fallecido. Cierto es que su nombre llevaba un par de décadas alejado del mundo del rock y el metal, pero su legado musical y su contribución a la evolución de la guitarra eléctrica en esos estilos seguía siendo enorme.

 

    Oriundo de Belfast y nacido en 1.952, muy pronto empezó a aprender la guitarra de blues tocando sobre discos de sus ídolos Peter Green, John Mayall, Eric Clapton, Albert Collins, etc. Las difíciles condiciones de vida en aquella época en su país le llevan a desarrollar un carácter rebelde y agresivo, que transmitiría a su estilo de tocar una rabia, pasión y contundencia nunca vistas por entonces. Fundó los originales Skid Row (nada que ver con la banda de Sebastian Bach), para hacer a continuación una breve (y desconocida) incursión en el rock progresivo más experimental de la mano de Colosseum II. Después de ello entró en la banda Thin Lizzy lo cual le abrió las puertas de la fama.

    En Thin Lizzy los enfrentamientos con su líder Phil Lynott fueron constantes hasta que Moore fue despedido. Pese a todo, la relación amor-odio entre Lynott y Moore duró mucho tiempo, y de hecho, el propio Moore fue el impulsor del concierto homenaje que se le realizó hace unos años.

    Tras esa turbulenta etapa dio rinda suelta a toda su creatividad con una impresionante carrera en solitario grabando joyas como “Corridors of power”, “Run for cover”, “Victims of the future” o “Wild frontier”, donde desarrolló un inimitable estilo como compositor, cantante con una preciosa y melódica voz y guitarrista, donde sobresalía por aplicar al lenguaje del blues, una técnica, intensidad y velocidad elevadas. Nunca fue un guitarrista hipertécnico (en plan sweeps y tappings), pero pocas músicos han logrado sacar tanto partido a las pentatónicas tocándolas a tanta velocidad y con tal nivel de distorsión, añadiéndole, además, una de las mejores técnicas de bending jamás oídas (creo que uno de los pocos guitarristas actuales con un estilo similar sería Zakk Wilde).

    En lo 90 dio inusitado cambio a su carrera: el metal se había terminado y llegaba el blues. “Still got the blues” y “After hours” situaban a Moore en la élite, codeándose con B.B.King, Albert Collins y Eric Clapton y millones de nuevos fans que le abrían las puertas al éxito “mainstream”. Mientras, los fans metaleros se tiraban de los pelos al ver como el irlandés manifestaba abiertamente -y contra todo pronóstico- su desprecio al rock duro y el heavy metal. De hecho, varias revistas, a lo largo de los años han hecho coña advirtiendo que pensar mucho en Gary Moore podría inducir al suicidio. De todas maneras, y a modo de crítica, nunca he entendido esa actitud por ambas partes. El Gary Moore bluesero sólo lo era como compositor (y en esa segunda etapa siguió grabando algunos álbums excelentes). A la hora de tocar, la intensidad, los bendings, la velocidad y la distorsión seguían ahí, como el primer día, y eso sin contar con la realización de algún concierto sólo de canciones de su época heavy, y la incorporación en todos sus conciertos de temas de Thin Lizzy.

  

   Gary Moore falleció este pasado domingo en el hotel Kempinski de Estepona, Málaga, mientras pasaba unas vacaciones. Aún no se sabe de qué, aunque sí se ha filtrado que no hay signos de violencia y que aparentemente murió durmiendo. Internet está de duelo en estos momentos y Twitter echa humo. Celebridades como Nikki Six o Glenn Hughes han mostrado su pesar, e incluso Slash -sin terminar de creérselo- se preguntaba si realmente había muerto.

    Los grandes se van yendo. La edad es lo que tiene, aunque sorprende que haya sucedido tan pronto, a los 58 años de edad. Lo que sí es cierto, que cada vez quedan menos y que el mundo de la guitarra eléctrica le estará eternamente agradecido.

    Gary Moore ha muerto. Uno de los iconos de este programa y para el que esto suscribe, el primer guitarrista que me llegó al corazón.

 

Hasta la vista... y gracias por todo.

 

 

Etiquetado como: , , , , , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Web de la Ona de Sants-Montjüic

¡Escucha la Ona de Sants-Montüic en directo!

FaceBook Oficial de la Ona de Sants-Montjüic

A %d blogueros les gusta esto: