El programa de radio más veterano dedicado a la música de guitarristas y bajistas.

Xperience Live!: Moby (19/07/2011)

   

    Antes de nada comenzaré al artículo con mi opinión sobre Moby: Moby es uno de los mejores compositores de música no clásica del Siglo XX y el XXI, a la altura de Mike Oldfield y Frank Zappa. Podéis echarme a los leones, me da igual. Que se hiciera famoso siendo un DJ haciendo bakalao y bazofia electrónica maquinera y rallante no invalida el resto de su discografía. Discografía que por desgracia mucha gente no ha querido pararse a escuchar debido a ese pasado y a que una buena parte de su carrera musical la ha basado en la música electrónica. Pero claro, música electrónica no equivale siempre a dance, house, discotecas y “chundachunda”. Lo que hace grande a Moby es su enorme eclecticismo, pasando del tecno al nu metal y al punk (SÍ, nu metal y punk) del “Animal rights”, el ambient new age del “Little idiot” o el pop y soul en “Play” y “18”. Y sin problemas en pasar también por el rock y el blues. Pero ante todo, para mí es un compositor de new age. Da igual por el palo que se mueva, esos sintetizadores de fondo tan relajantes y majestuosos que forman parte de su personal sonido no pueden denominarse de otra forma. De todas formas, algunos temas son muy rockeros, guitarreros y potentes, de ahí que en más de una ocasión haya aparecido en nuestro programa. 

 

    Este pasado martes hemos tenido la suerte de asistir a la primera de las dos únicas visitas que Moby realizará en nuestro país en este 2.011. El recinto del Poble Espanyol acogía esta velada, pero el americano actuó antes en otro sitio. El céntrico FNAC Triangle de Plaça Catalunya anunciaba para ese día firma y concierto de Moby GRATUITO. El horror se apoderó de mi. El que haya estado en el Fórum de ese Fnac sabrá que su capacidad está limitada a unas 150 personas, que por ser tan céntrico es sitio de paso y da igual lo que se haga, si un concierto o la presentación de un software de retoque fotográfico: siempre se llena. En los alrededores de dicho Fórum hay una cafetería, la tienda de revistas, una agencia de viajes y las escaleras mecánicas que dan acceso al propio FNAC. Y digamos que no hay mucho sitio para aglomeraciones. Si a todo ello le sumamos accesos desde dos calles distintas, y metemos a una superestrella internacional a tocar gratis, pues aquello podía ser terrible, hasta el punto de que empezaría su concierto y el tipo aún estaría firmando autógrafos. Por fortuna, un error y una buena organización impidieron que no fuera así. El error fue que la web del Club Cultura de FNAC no anunció el cambio de última hora respecto al horario, pasándolo media hora antes. Fue anunciado en el blog de FNAC, pero mucha gente no debió enterarse ya que a falta de media hora no había mucha gente en cola, mientras que a las 18:00 fue cuando la calle Bergara registró una cola kilométrica. La organización repartió 150 entradas y ni una más a los 150 primeros de la cola, cola que además hicieron que empezara en la calle y no en el interior del recinto.

 

 

    Una vez dentro, Moby firmó CD’s o su libro de fotografías y posteriormente comenzó el concierto. Apenas veinte minutos en los que Moby y su guitarra acústica, acompañado de la cantante y la violinista de su banda interpretó algunos clásicos, incluyendo una versión del “Whole lotta love?” de los Led Zeppelin. Al sonar todo tan crudo y sin ningún tipo de artificio, la voz cantante -nunca mejor dicho- se la llevó Joy Malcolm. La vocalista negra posee sin duda una de las voces de soul y blues más espectaculares e impactantes que se puedan escuchar hoy en día, y con un acompañamiento tan escueto sobresalía. Además de eso pudimos escuchar una curiosa versión del célebre “Porcelain”, un tema entre new age y trance que nunca imaginé en versión acústica. Como detalle curioso, las dos puertas de acceso al Fórum que siempre se tapan con unas cortinas estaban abiertas, con guardas de seguridad vigilando el acceso y que sin embargo no dejaban de seguir el concierto y de aplaudir (qué jodido debe ser trabajar de segurata en un concierto que te guste). Y a través de esos accesos podía verse una enorme multitud de gente que no pudo acceder adentro.

    Moby derrochó simpatía, pese a lo soso que pueda parecer en las fotos o entrevistas y todo el mundo lo pasó en bomba. Aunque se retiró enseguida, las otras dos componentes posaron todo lo que hizo falta y más con sus fans.

    El set list fue el siguiente:

  1. Why does my heart feel so bad?
  2. We are all made of stars
  3. Lie down in darkness
  4. Whole lotta love?
  5. Porcelain
  6. Natural blues

  

   

    Unas horas después, con todo el recinto del Poble Espanyol abarrotado, y tras el teloneo de un DJ  que se marcó una interesante sesión de clásicos ochenteros, comenzó a sonar los primeros acordes de la new age “God moving over the face of waters”. Tres minutos tras los cuales entró la banda a descargar su bailable “Be the one” perteneciente al reciente “Destroyed”.

El set list del concierto fue el siguiente:

  1. God moving over the face of waters
  2. Be the one
  3. In my heart
  4. Go
  5. Why does my heart feel so bad?
  6. Lie down in darkness
  7. We are all made of stars
  8. Sleeping away
  9. Beautiful
  10. Flower
  11. Bodyrock
  12. Extreme ways
  13. Porcelain
  14. Right thing
  15. In this world
  16. Sitboth
  17. Disco lies
  18. The stars
  19. Natural blues
  20. Lift me up
  21. Whole lotta love?
  22. Honey
  23. Feeling so real   

 

    El concierto, para bien o para mal, tuvo un elevado componente de música discotequera y bailable. Por ejemplo, “Disco lies”, “Beautiful” que sonó aceleradísima, “Sitboth” o la atronadora y hardcore “Feeling so real” no dan la sensación de que este músico pueda componer otros estilos. Suenan potentes sí, pero frías. La iluminación del evento no ayudaba. Los efectos y coreografías de las luces eran 100 % rayantes y discotequeras, hasta el punto de dificultar enormemente la labor de los fotógrafos. El sonido era limpio y salvaje (a excepción de las guitarras de Moby, que no sonaban muy fuertes). No obstante todo esto tiene un punto a favor, y es el increíble nivel desplegado por toda la banda. Aún tocando tecno, los músicos (que por cierto no he conseguido saber sus nombres ya que no aparecen ni en la propa web de Moby) rayaron a gran altura. Batería, bajista, teclista, violín y violonchelo, la cantante y Moby pasando por la guitarra, congas, percusión, teclados y voz. El batería tocaba con furia y una pegada salvaje. La bajista, con un Fender que bajo según que luces se iluminaba en color verde fosforito tocaba tremenda, con mucha potencia. La teclista llevaba un gran peso al aportar todo ese sonido electro. La parte más new age y hermosa correspondía a la violinista y al violonchelista. Y como no, la omnipresente Joy Malcolm, que tal y como hizo horas atrás en el FNAC, emocionó al público lo que quiso con temas blues y soul como “Why does my heart feel so bad?”,“Honey”, el larguísimoNatural blues” (con una segunda parte acompañada solo de guitarra limpia y de violin que ponia los pelos de punta) o la atómica versión del “Whole lotta love?” de los Led Zep.

 

 

     Sobre el “Destroyed”, resulta curioso que solo tocara tres temas, pero por fortuna, no faltaron ni un solo de sus clásicos. Ahí estuvieron en pleno apogeo la maravillosa “Porcelain” (con fallido solo de piano por parte de la teclista), las rockeras “Lift me up”, “We are all made of stars”  (muy rápida y con una guitarra funky de lo más curiosa) y “Bodyrock” (¡bestial!), o las maquineras “Go” y “Feeling so real”.

 

    Al margen de la música, Moby fue el contrapunto a una banda un tanto estática. Botó, corrió y habló continuamente con el público. Pidió perdón en un correcto castellano en más de una ocasión por ser “un inculto señor de los Estados Unidos y no saber hablar castellano ni catalán” e incluso realizó una sesión fotográfica por espacio de cinco minutos con todos nosotros como modelos.

.

 

    El concierto de algo más de dos horas de duración fue excelente, pero echo de menos una gira de Moby por garitos pequeños tocando exclusivamente sus temas más ambientales y new age. Me imagino escuchando “Porcelain” o “The broken places” en una sala como Luz de Gas y se me ponen los pelos de punta. Está claro que una gira con este concepto no puede hacerse en recintos grandes, y también comprendo que oriente el set-list y su interpretación a terrenos bailables, habida cuenta de que no tiene tantos temas rockeros, pero obviar por completo al “Animal rights” o temas compuestos para bandas sonoras (como su potente versión del tema de James Bond) tampoco lo veo bien. Sus conciertos ganarian en variedad musical y de público, porque en verdad, canciones como “Go” o “Feeling so real” pueden provocar rotura de tímpanos o derrame cerebral a cualquier detractor del techno.

    Pero bueno, Moby sigue siendo muy grande.

 

   

 

    Y siguiendo la tradición, videotubes y temas grabados en exclusiva para todos vosotros, incluyendo el showcase acústico íntegro. ¡A disfrutarlo!  

 

Etiquetado como: , , , , , , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Web de la Ona de Sants-Montjüic

¡Escucha la Ona de Sants-Montüic en directo!

FaceBook Oficial de la Ona de Sants-Montjüic

A %d blogueros les gusta esto: