El programa de radio más veterano dedicado a la música de guitarristas y bajistas.

Xperience Live!: ZZ Top + Peachy Joke (13/07/2.011)

    ¡Por fin! Mi frágil memoria ha olvidado ya cuando visitó Barcelona el trio más incendiario del rock tejano, pero al menos hará diez años que no pasaban por España (sin contar su actuación en el BBK Live de 2.008). Pero como se suele decir, han venido, tocado y vencido, y nos han dejado con más ganas de fiesta, porque sus conciertos, como hace cuarenta años, siguen sabiendo a poco, a muy poco. Y uno desea más. Los ZZ Top son una droga. Una banda, al estilo de AC/DC que repite sus esquemas hasta la saciedad (aunque no tanto como los australianos), y sin embargo son tan buenos que los fans necesitamos nuestra dosis de “zztopetina” en formato concierto o CD.

    Pese a no presentar ningún nuevo disco, eso es lo de menos para embarcarse en una gira mundial. Cuatro décadas dan para rellenar un concierto largo sin problemas. El mágico escenario del Poble Espanyol acogía esta cita y allí que nos plantamos. A falta de hora y media para abrir puertas, la cola era más que considerable. Cola en la cual se apreciaba una mayoria de edad de cuarenta años para arriba y una buena cantidad de moteros. Como curiosidad, en la larga lista de conciertos a los que he ido acreditado (y muchos de ellos de artistas de esta magnitud) nunca había tocado hacer una cola tan larga en la zona de prensa. Esto ya da idea del gran interés que los tejanos han despertado a todos los niveles.

    ZZ Top tuvieron a unos excelentes teloneros: los Peachy Joke. Una banda catalana que salieron con ganas y a por todas desde el primer segundo. Pese a ser todavía de día y ante un público numeroso pero frío, descargaron cada tema con energía. Su música fue una particular mezcla de blues, rock, stone rock y psicodelia con una estética de lo más setentera. Por desgracia, el sonido fue bastante guarro para lo que estamos acostumbrados en el Poble Espanyol.

   No obstante destacaria su actitud ante el público. Sí, saludaron y animaron, y recordaron que vendían CD’s y los firmaban allí mismo, pero no se presentaron en ningún momento. Y no fueron pocos los asistentes que preguntaban en voz alta “pero ¿cómo os llamáis?”. A su favor lo dicho: las ganas de gustar y comerse el escenario. Lo cierto es que he visto a bandas con más experiencia transmitir menos en escenarios más pequeños, y sin embargo los Peachy Joke solventaron la papeleta con creces.

    Más info en su MySpace

 

  

    Y ya sobre las diez de la noche aparecieron los ZZ Top. Frank Beard, Dusty Hill y Billy Gibbons salieron a hacer lo mejor que saben hacer: blues mezclado con southern rock, una pizca de rock and roll y otro tanto de boogie. Si a esto le añadimos la manifiesta (y estudiada) complicidad entre los hermanos barbudos y el componente payaso-espectáculo-vacilada continuo que siempre presenta el bueno de Billy, la diversión está asegurada. Porque esta es a mi modo de ver su principal carta de presentación. No es ni la música, ni el coche rojo, ni las barbas, ni los carísimos videoclips que rodaban en los 80. No. Es la diversión y simpatía que transmiten. La música de ZZ Top siempre ha sido presentada de una manera divertida y cachonda (en especial con esas “microcoreografías” de cinco segundos que se gastan los dos barbudos), y cuarenta años después siguen con las mismas ganas de cachondeo.

    La velada se abrió con “Got me under pressure” y a partir de ahí, ración de clásicos sin parar. Eso sí, tuvieron tiempo para dar rienda a su faceta más bluesera con temas como “My head’s in Mississippi” o las versiones del “Future blues” de Willy Brown o del “Rock me baby” de B.B. King. También hubo espacio para el rock más potente, cercano incluso al hard rock, de la mano de un genial “Pincushion”, el sorprendente “Hey Joe” de Hendrix o la movida “Legs”.

    Para los completistas aquí está el set-list del concierto.

  1. Got me under pressure
  2. Waitin’ for the bus
  3. Jesus just left Chicago
  4. Pincushion
  5. I’m bad, I’m nationwide
  6. Future blues
  7. Rock me baby
  8. Cheap sunglasses
  9. My head’s in Mississippi
  10. I need you tonight
  11. Hey Joe
  12. Brown sugar
  13. Party on the Patio
  14. Just got paid
  15. Gimme all your lovin’
  16. Sharp dressed man
  17. Legs
  18. La grange
  19. Tush

     Billy Gibbons demostró carisma escénico y lo buen guitarrista que es. Nunca ha sido un virtuoso, pero pertenece al selecto grupo de músicos que toca una nota y ya sabes que es él. Y una vez más pudimos gozar de esos bendings tan bien ejecutados y de los armónicos artificiales (con púa) que sabe soltar en cualquier traste y cuerda. Incluso llegó a tocar un solo de casi dos minutos de duración enteramente a ligados. Y con la voz sigue luciéndose esplendidamente, con ese toque rockero.

    Dusty Hill estuvo en un segundo plano pero no muy por debajo del guitarrista. Con el bajo demostró que tiene más técnica de la que parece, ya que no son pocas las veces en que saluda al público o hace algún gesto a su compañero mientras su mano izquierda sigue tocando su Fender a ligados. Y en alguna que otra ocasión ejecuta alguna breve línea a tapping (como en “Pincushion”). Respecto a la voz, tiene un tono mucho más brillante y potente que Billy (pero muchísimo más potente), aunque su tesitura no sea tan rasgada, rockera y “molona”.

    El tercero en discordia, Frank Beard siempre me produce sentimientos enfrentados. Es como si no estuviera en el grupo o fuera totalmente a su olla. No hay ni UN momento de unión con el resto de sus compañeros. No dirige ni UNA vez la vista a ellos. Es más, juraria que tocó el concierto entero con los ojos cerrados. Jamás participa de las bromas ni del espectáculo y se dedica tan solo a tocar. Ni tan siquiera viste igual que ellos. Pero a cambio… siempre me ha parecido un batería muy infravalorado, y creo que en terrenos de blues y southern rock pocos alcanzan su nivel. Con un toque potente y la precisión de una caja de ritmos usa también doble bombo, lo cual no es muy usual en el género.  Y además de eso es imposible no enamorarse de su batería infernal.

    En otro orden de cosas, el escenario fue de lo más espartano (como siempre suele ser), sin embargo el juego de luces fue realmente maravilloso. Muy muy elaborado. En cambio el sonido no fue todo lo correcto que debería ser. El Poble Espanyol siempre se ha caracterizado -pese a ser un recinto al aire libre- por su magnífica acústica, pero esta vez no se oyó con la perfección deseada. Desde el primer momento el grupo entero sonó algo flojo. Esto fue corregido enseguida, pero tanto la guitarra como la voz de Billy Gibbons no sonaron en ningún momento ni con la limpieza ni al volumen que deberían.

    Y no hay mucho más que decir. Toda una fiesta del rock más auténtico ejecutada con maestría y diversión por parte de unos músicos para los cuales parece que el tiempo no pasa. Una vez más los ZZ Top nos han traído un espectáculo inolvidable. Confiemos en que no tarden otros diez años en volver.

Y como siempre, los bonus tracks de rigor en formato videotube y temas grabados por Guitar Xperience para vuestro deleite.

PEACHY JOKE

ZZ TOP

Etiquetado como: , , , , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Web de la Ona de Sants-Montjüic

¡Escucha la Ona de Sants-Montüic en directo!

FaceBook Oficial de la Ona de Sants-Montjüic

A %d blogueros les gusta esto: