El programa de radio más veterano dedicado a la música de guitarristas y bajistas.

Crítica: Jim Hall Trio “The Complete “Jazz Guitar””


.

  • Artista:  Jim Hall Trio
  • Sello:     Essential Jazz Classics
  • Año:       2.011
  • Estilo:    Jazz

.

CALIFICACIÓN TÉCNICA

  • Nivel de técnica: 6/10
  • Velocidad: 6/10
  • Variedad de fraseo, recursos y técnicas: 6,5/10
  • Nivel de coñazo virtuosístico: 0/-10
  • Nivel resto de músicos: 7,5/10
  • Calidad producción (equilibrio en la mezcla, masterización, etc.): 7/10
  • Calidad presentación (carátula, libreto, etc…): 7/10
  • PUNTUACIÓN: 7,1/10

.

CALIFICACIÓN MUSICAL

  • Calidad musical: 8/10
  • Nivel de feeling: 10/10
  • Posibilidad de escucharlo de un tirón: 7/10
  • Ganas de hacer “headbanging”: 7/10
  • PUNTUACIÓN: 8/10

.

PUNTUACIÓN TOTAL: 7,55/10

.

    Es todo un placer traeros hoy este disco puesto que la edición que ha realizado el sello Essential Jazz Classics rescata por fin la versión íntegra de uno de los álbums de jazz instrumental más importantes de la historia. Por fin el “Jazz Guitar” de Jim Hall, Carl Perkins y Red Mitchell, o sea, los Jim Hall Trio, más algunos amigos invitados, ve la luz en su forma original (al menos en un 90 %) tal y como fue concebido en aquellas legendarias sesiones realizadas entre el 10 y el 24 de enero del 57. Pero antes de nada, pongámonos en antecedentes.

.

    James Stanley Hall nació a finales del 30 en Buffalo. Comenzó de muy pequeño a tocar country, animado por un pariente suyo cantautor de este estilo. Pero ese familiar también tenía afición por el jazz, afición que caló en el joven James. Con trece, unas grabaciones de Charlie Christian le influenciaron de tal manera, que supo que el jazz era lo suyo. Tres años después, y aprovechando un traslado familiar ingresa en el Cleveland Institute of Music.

Con veinticinco dio sus primeros pasos  profesionales entrando a formar parte del Chico Hamilton Quintet. Después vendría la inclusión en la banda del legendario saxofonista Jimmy Giuffre. Éste le ayudó a lograr que su guitarra sonara como un saxo (algo que Pat Metheny convertiría en su máxima años después). También tuvo con él la oportunidad de aprender sobre escuchar y responder —esencial en la improvisación— lo cual se convertiría en su sello inconfundible. Sello que ya había empezado a mostrar un año antes de su trabajo en Chico Hamilton Quintet con la grabación de su primer disco y que hizo que a mediados de los 60 los pioneros del free jazz le nombraran como una de sus principales influencias.

    Ya en 1962, el también legendario saxofonista Sonny Rollins le invitó a incorporarse a su agrupación. Como resultado, The Bridge” está considerado todo un clásico del jazz y el que destaca en especial la comunicación entre saxo y guitarra. Este álbum sería el punto de inflexión en su carrera, llevándole a la primera división de la música a perpetuidad. Actualmente, Jim Hall, con una inacabable discografía propia y de colaboraciones, es considerado uno de los más importantes músicos y guitarristas de la historia y el mayor exponente vivo del jazz, y además junto a Wes Montgomery y Charlie Christian son los pilares fundamentales sobre los que se asienta la guitarra moderna de jazz. Son como Hendrix y Van Halen a la guitarra de rock y metal. Hall no ha tenido problemas en reinventarse y adaptarse a cada época (sin que eso signifique venderse al estilo de moda) sin perder su sello de identidad, todo en aras a aprender y seguir desarrollándose como músico. Para este 2.012 prepara un nuevo disco -de nombre “Conversations”– junto al virtuoso batería progresivo y de avant-garde jazz Joey Baron.

    Tras esta innecesaria y muy simplificada biografía pasemos a hablar del álbum.

.

.

    “Jazz Guitar” fue el debut de Jim Hall. Grabado en los estudios del sello Pacific en L.A. durante el 57 durante el periodo del 10 al 24 de enero, junto a los virtuosos del piano y el contrabajo Carl Perkins y Red Mitchell, fue uno de los debuts más interesantes del jazz de aquellos tiempos. Hall era muy joven, pero su dominio técnico del instrumento y de los arreglos era muy elevado (todo eran versiones de composiciones de Benny Goodman, Duke Ellington o Victor Young, pero años después ya sería reconocido como un excelente compositor). De todas formas, y como solía pasar, el álbum pasó desapercibido. No existia Internet como ahora y la cantidad y calidad de los músicos de jazz de entonces hacía muy difícil el destacar. No fue hasta años después en que gracias a algunas colaboraciones, Hall fuera lanzado al estrellato y con ello se empezara a hablar de su discografía previa. Quizás sea por ello (o tal vez no) que Pacific realizó una serie de tijeteretazos y variaciones a “Jazz Guitar” que para colmo, las posteriores reediciones y remasterizaciones no sólo no han resuelto, sino que han servido para confundir al aficionado (y de paso obligar al coleccionista a tener el mismo disco en varias ediciones). Pero el sello Essential Jazz Classics nos devuelve esta joya tal y como debió ser, o al menos lo han intentado. ¡Y encima con cinco bonus tracks!

.

    Pasemos ahora a explicar cuales son las diferentes ediciones que han aparecido de este trabajo.

  1. “Jazz Guitar” original. Primera edición del disco en vinilo. Once temas compuestos y grabados  pero solo acaban diez en el disco. Se omite “Too close for comfort”. Sin embargo, éste aparecería con posterioridad en recopilatorios de jazz de guitarristas míticos.
  2. Segunda edición en vinilo.  Tras el éxito del guitarrista, Pacific edita una nueva edición, pero esta vez contiene solo nueve canciones. A la mencionada  anteriormente se le une “This is always” y a algunos otros temas se les eliminan los solos de contrabajo y piano.
  3. Tercera edición en vinilo. Jim Hall Trio se convierte en cuarteto con el añadido de  las lineas de batería de Larry Bunker sobre la segunda edición de los nueve temas. Independientemente del contenido sacrílego de esta edición, el trabajo realizado por Larry Bunker y la mezcla y producción son excelentes, creando la ilusión de que realmente los cuatro músicos estuvieron juntos en las sesiones.
  4. Primera edición en CD. Han pasado los años, Philips ha creado una cosa llamada disco compacto que dicen que se oye mejor, por lo que es hora de reinventarse. El “Jazz Guitar” del 57 aparece por primera vez en CD en el 88 con las canciones en el formato de trío original. Se recupera “Too close for comfort” de la primera edición, desaparecida en la segunda y la tercera pero “This is always” sigue estando inédita, por tanto, seguimos con diez temas como en la primera edición. Para colmo, la discográfica encargada afirma que la canción “Things ain’t what they used to be” es una versión “alternativa” a la aparecida en las diferentes recopilaciones de Hall (fue uno de su singles más populares). La versión de este tema aparecida en dichos recopilatorios era la misma de la segunda edición del vinilo (sin solo de contrabajo), sin embargo, para satisfacción de los fans, la versión “alternativa” no lo era tanto, puesto que se trataba del original de la edición del 57, con su solo de contrabajo intacto.
  5. Segunda edición en CD. Remasterización del CD del 88 realizada en 2.006. Mismo contenido que el CD original.
  6. Edición íntegra en CD. Las once canciones originalmente compuestas. La edición se ha remasterizado a partir de una copia del LP original, ya que los masters originales están desaparecidos, excepto “Too close for comfort” que se ha remasterizado a partir de una de las recopilaciones mencionadas. Tampoco hay batería ni ninguna canción ha sido manipulada, es decir, que ninguna es más breve ni carece de ningún solo.

.

    El trabajo realizado por Essential Jazz Classics es excelente. La calidad de audio es más que notable teniendo en cuenta el año y el presupuesto que originalmente gozó este disco para su producción. Los tres instrumentos suenan con bastante nitidez y espacio entre ellos, algo que debido a la costumbre de grabar en directo en el mismo estudio y con un solo micro no solía ocurrir. Tampoco hay ruido de fondo. El único detalle negativo aparece en algunos temas como son “Stompin’ at the Savoy”, “This is always” o “Thanks for the memory”. En ellos hay varios momentos en los que la guitarra de Hall distorsiona. No es un problema de técnica o que se animara más de la cuenta. Los músicos de jazz son célebres por el uso de la dinámica en los solos (subir y bajar de volumen a voluntad o acentuar ciertas notas), y en dichos momentos, Hall acentua ciertas notas que por desgracia distorsionan. Sin duda se debe a una exceso de volumen a la hora de grabar y no a un problema de falta de técnica guitarrística. El problema es que ante una grabación realizada a demasiado volumen y que distorsiona poco “photoshop” musical se puede hacer, incluso con la tecnología de hoy en día.

    Pero ahí se acaban todas las pegas; el resto del disco es sublime. Es un placer volver a deleitarse con el toque divertido y desenfado de “Stompin’ at the Savoy” o “Stella by starlight”, el desafiante virtuosismo e improvisación en “Tangerine”, “Look for the silver lining” o “9:20 Special” (con el trío en estado de gracia) o el toque bluesero de “Things ain’t what they used to be”. Y si todo esto no era suficiente, tenemos cinco temas extra: “Two lyrics pieces: Pierrot/Colombine”, “I remember Clifford”, “Two degrees east, two degrees west”, “I should care” y “Skylark”. En los cuatro primeros, Jim Hall se hace acompañar del pianista John Lewis y otros músicos no acreditados, en formatos de trío, cuarteto y quinteto. Lewis hace gala de un estilo más clásico (de música clásica se entiende) y melancólico a los que da un perfecto contrapunto el estilo alegre de Hall. Por último, “Skylark” vuelve a estar protagonizado por nuestro trío en la que es la primera grabación de Jim Hall en formato trío.

.

    Si sois amantes del jazz más clásico no podéis perderos esta oportunidad. Además, y como curiosidad, esta edición definitiva puede encontrarse con facilidad en grandes superficies y encima a un precio irrisorio para su valor musical (menos de 10 €), mientras que cualquiera de los otros dos CD’s cuestan bastante más y a precios más elevados.

.

.


Etiquetado como: , , , , , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Web de la Ona de Sants-Montjüic

¡Escucha la Ona de Sants-Montüic en directo!

FaceBook Oficial de la Ona de Sants-Montjüic

A %d blogueros les gusta esto: