El programa de radio más veterano dedicado a la música de guitarristas y bajistas.

Crítica: Cradle of Filth “The manticore and other horrors”

(Nuevo fichaje para la página. Juanjo Pelegrín, guitarrista con notable buen gusto, flamante nuevo endorser de Ibanez y ex administrador del importante foro Guitarristas.Info, nos aportará sus conocimientos. De momento lo hace con un artículo que se aleja de la tónica habitual del programa, pero que no por ello es menos interesante.)

.

cradle manticore cd cover

.

  • Artista: Cradle of Filth
  • Sello:    Peaceville / Snapper Music PLC.
  • Año:      2.012
  • Estilo:   Metal extremo, death metal

.

CALIFICACIÓN TÉCNICA 

  • Nivel de técnica: 8,5/10
  • Velocidad: 10/10
  • Variedad de fraseo, recursos y técnicas: 7/10
  • Nivel de coñazo virtuosístico: 0/-10
  • Calidad producción (equilibrio en la mezcla, masterización, etc.): 10/10
  • Calidad presentación (carátula, libreto, etc…): 7/10
  • PUNTUACIÓN:  8,75/10

.

CALIFICACIÓN MUSICAL

  • Calidad musical: 9/10
  • Nivel de feeling: 8,5/10
  • Posibilidad de escucharlo de un tirón: 8/10
  • Ganas de hacer “headbanging”: 10/10
  • PUNTUACIÓN: 8,9/10

.

PUNTUACIÓN TOTAL: 8,8/10

.

    Más de uno pensará que me he vuelto loco al darle esta enorme calificación al último de los Cradle of Filth. Y no le falta razón, pues el último trabajo de los ingleses me ha encantado y he conectado con él a niveles astronómicos; no sólo por la capacidad que tiene el señor Dani Filth de reinventarse musicalmente, de hacer girar una vez más el torno de un cada vez más trillado metal extremo, sino también por la nueva y oscura temática del trabajo, la labor de ese grandisimo guitarrista que es Paul Allender y el buen hacer del genial Marthus a las baquetas. Y sí, veréis que sólo menciono a estos tres músicos: pues es en eso en lo que se ha quedado Cradle of Filth. Llegados a este punto, los puristas, como siempre, vendrán con su aluvión de críticas ridículas y cerradas que no conducen a ningún sitio y que son faltas de una mínima objetividad para encarar este trabajo. Y digo esto partiendo de la soberana subjetividad (dada por sentada) de todo crítico. Las críticas de siempre: que antes eran mejores porque hacían black metal, que los constantes cambios de formación han diezmado el sonido y el “conjunto” de la banda, que las portadas ya no son lo que eran, que sí son comerciales, etc. Me quiero detener en una de las mayores burradas que he leído dentro de mi ya larga andadura por la web, y es, precisamente, en la de que este grupo ha tomado caminos comerciales. Me gustaría, es más, estoy deseando que alguien me explique como un grupo de metal extremo puede ser comercial. ¿Como puede atraer al público generalista, que es el objetivo de lo comercial? ¿Trabajos como “Nymphetamine” o “Thornography” comerciales? La verdad es que no me imagino a la hija del vecino escuchando “Gilded cunt” o “Libertina Grimm” a toda pastilla, la verdad. Pero es que estamos siempre ante lo mismo: la cerrazón de los fanáticos que se creen en posesión de la verdad absoluta. Cradle es un grupo, un grupazo, que, queramos o no, han sabido sorprender, variar y proclamarse como el mejor grupo de metal extremo de la actualidad. Y ello lo digo totalmente al margen de ser fan del conjunto británico.
….La gran variedad de registros musicales que han abarcado dentro de la variante más dura del metal, la cantidad de temáticas que han abarcado, la coherencia con el paso del tiempo que el grupo ha guardado, y la enorme distancia que los separa de sus contemporáneos en el tiempo es muestra de que los Cradle no están ahí por casualidad.

crade-of-filth 02    En cierta web he leído una crítica de este disco que no tiene desperdicio, en ella se dice que básicamente el éxito de este grupo se debe a que un visionario e inteligente Dani cogió el sonido de la escena noruega black metal de principios de los 90 y la copió en formato británico; y por arte de magia, el bueno de Dani supo caerle bien a la gente, a los medios y al metal en general, hasta llegar a nuestros días. También se lee, en dicha maravilla, que grupos como Dimmu Borgir hace años que los superaron y que son la vergüenza del black metal, etc.

    Me gustaría saber, también, en qué momento Dani Filth ha declarado que C.O.F. hacen black metal, porque en doce años siguiendo al grupo aún no me he enterado. Ni siquiera en las entrevistas de la época de “Dusk… and her embrace” (uno de los discos más oscuros de C.O.F.) reconocen hacer dicho estilo. Sí que lo mencionan en sus influencias, pero Dani (el alma de este grupo) ha dicho cerca de un millón de veces que su estilo es el metal extremo, tal cual. Dentro de Cradle tienes black, death, gotic, doom, melodic, y cien cosas más que si abres tus oídos puedes identificar fácilmente. Pero es metal extremo, es lo que ahí. No apto para todos los públicos e incomprendido por la mayoría de antemano.

    El éxito de este grupo en la actualidad, alrededor del globo, se debe a una auténtica locura de ritmo de trabajo a través de los años y de la elaboración de trabajos diametralmente diferentes entre sí. Si este grupo hubiera hecho toda su discografía a tenor de aquel genial “The principle of evil made flesh” se hubiera convertido en un grupo más de black metal. Lo que significa, sin ánimo de menospreciar a los más acérrimos del black, repetición de los mismos conceptos y patrones hasta el paroxismo. Aparte de que las temáticas de C.O.F. son muchísimo más variadas que el habitual ateismo/anticristianismo del black metal, quizá lo que más les escueza a todos aquellos que critican sin fundamento a este grupo sea el hecho de que dentro del metal extremo, la calidad del conjunto de su discografía no hace más que aumentar.
….Con discazos como “Midian”, “Damnation and a day” y los sempiternos “Cruelty and the Beast, “Vempire or dark fairytales in Phallusteinempire” o los más experimentales y modernos “Nymphetamine” y “Thornography” (jugando mucho con el metal alternativo y los registros bizarros), y los espectaculares “Godspeed on the devil´s thunder” y “Darkly, darkly venus aversa”, teníamos mucha curiosidad sus fans ante el esperado lanzamiento de este nuevo disco, en el que la banda se presenta como un trío. Y todo ello tras un infame “Midnight in the labyrinth” que ha pasado con mucha más pena que gloria por nuestros oídos. Este disco en concreto, una recopilación de versiones orquestales (que cantan a MIDI que no se puede aguantar) de sus clásicos, es directamente una aberración que jamás debió salir del horno. El haberlo hecho con una orquesta de verdad hubiera tenido lo suyo. Pero el presentarlo como una especie de banda sonora ridícula, sin las voces originales, en plan narración… En fin,a mí me ha parecido una auténtica metida de pata del señor Filth. Increíble que la señorita Sarah Dezebel Deva haya decidido participar con C.O.F. por última vez tras casi quince años con este absurdo disco de genial portada pero de extremadamente bizarro e impensable contenido. Sí, es destacable el E.P. “Evermore darkly” que presenta versiones diferentes y extendidas de algunos de los mejores temas del “Darkly, darkly venus aversa”… Los E.P.´s de C.O.F. siempre me han gustado bastante.

.

crade-of-filth

.

    Pasamos al disco. Con una portada que representa a un ángel femenino ardiente, C.O.F. vuelve a la elegante simetría de portadas como “Bitter suites to sucubbi” (quizá su mejor E.P. hasta la fecha). El arte gráfico del grupo siempre ha sido una de sus bazas, y cada vez, hay que decirlo, es diferente y más hilarante. Esta vez los integrantes (los tres) de C.O.F. aparecen como atormentados por extraños elementos de tortura, quizá relacionados con alguna de las historias que nos presenta este interesante plástico. El libreto está muy cuidado y las fotos son realmente buenas, siempre con el halo macabro que rodea a toda obra de Dani Filth. A pesar de que el grupo se identifica como trío (un gran Dani preside a los otros dos, claramente), tenemos cuenta en las últimas páginas de los músicos de sesión que han participado en el disco (un buen elenco de grandes profesionales). La composición de los temas es exclusiva del trío, siendo todas las letras de Dani y los arreglos orquestales de Marthus. La sección coral ha sido dirigida y arreglada por Will Graney. En las declaraciones del grupo ante la salida del álbum se recalcaban las influencias de los riffs punk, las armonías de guitarra, menos voces femeninas y también se hablaba de una vuelta a algunos de los registros más extremos de la banda. Este es un trabajo que iba a ser muy rico en arreglos por un lado y muy oscuro por otro. Veamos.

Lo primero que hemos de advertir es que no se trata de otra obra conceptual sino de, más o menos, un bestiario. Una serie de cortes que nos hablan de bestias mitológicas (destacando la mantíroca) pero que se engloban en lo que comúnmente llamaríamos “historias de miedo”.

01- The unveilling of O. Intro orquestal y tenebrosa como esperábamos (y deseábamos). Muy cinematográfica y con un ambiente tétrico de lo más Lovecraft.

02.- The abhorrent. Tras la intro el grupo empieza a dar cera de la buena. Una locura de canción que nos lleva a su última época pero que nos sorprende por la caña creciente que va cogiendo el tema. Con unos violines de fondo que son flipantes y un trabajo a la batería de Marthus que es cada vez más sobresaliente, hasta el punto de que olvidemos el resto de baterías (geniales todos) que han pasado por la banda y nos centremos en cómo puede sorprendernos éste, el más nuevo integrante de C.O.F.. La pericia y pegada de Marthus son atronadoras; si a ello le sumamos que los geniales arreglos y orquestaciones son suyas, pues tenemos a un auténtico virtuoso. Por cierto, que son muy destacables los momentos diminuendo que tiene este batería, los interludios en que baja el tiempo y espacia el toque, y vaya juego de platos y vaya dobles bombos. Es impresionante con todas las letras. Y en directo el tío clava las canciones de Barker y Erlandsson.
Siguiendo con el tema, advertimos que la voz de Dani va muy en la onda de “Midian”, con pronunciaciones cada vez más claras y un uso de dobles voces sin efectos que son una locura. Además de una nueva característica a su voz, sus nuevas incursiones en los guturales graves, donde se sale de la pelleja.

03.- For your vulgar delectation. Tras el genial primer corte, tenemos un tema con una intro muy gamberra que entra más dentro de lo que fue la época de jugueteos punkarras (allá por el 99) de “From the cradle to enslave”, otro E.P. que no tiene desperdicio. En este tema, ese aura rockera infame va dando paso a un metal extremo de primer orden con momentos muy heavys y un solo de Allender a la mitad del corte que nos asienta un trabajo guitarristico de primer nivel. Este guitarrista, infinitamente infravalorado por ser casi exclusivamente rítmico, realiza en este disco un trabajo impresionante e inmaculado, con un toque que desprende fuerza, pegada y características personales (acordes aumentados, uso de tríadas octavadas, grandes pasajes rítmicos sin palm mute, acordes dismuidos e inversiones poco usuales). El tema desemboca en una sección muy oscura, con unos arreglos muy atrayentes y un desdibujo de los riffs iniciales que retornan a la idea original del tema. Los aullidos femeninos del final nos llevan a las primeras épocas de la banda. En este punto me encontraba literalmente flipando con este disco.

04.- Illicitus. Seguimos con un tema que nos habla de lo prohibido y condenado. Con unos arreglos de cuerdas muy presentes, es un tema que abre el ritmo compositivo propio de esta obra pues aquí no encuentro muchos paralelismos con otras obras de la banda. Si bien es cierto que tiene un toque al “Damnation and a day”, el desarrollo del tema lo considero un punto de partida a lo que nos reserva realmente esta obra, tras los dos perdigonazos anteriores que abrían boca para esta bebida funeraria sónica.
El tema en sí es puro metal extremo, con guitarras totalmente Maiden y una batería cada vez más incomprensible. Aquí Dani empieza a jugar con sus registros vocales más “humanos”. Y es sorprendente como en los recitativos no encontramos los habituales sampleados, y es que este disco está hecho muy a pelo con todo lo que da la voz de Dani; la cual , dentro de su estilo, es cada vez más camaleónica. El piano es algo muy destacable en esta canción.

05.- Manticore. El tema estrella del álbum empieza con un riff de lo más turbador y un Dani que empieza a darlo todo desde el momento cero. Las melodías arabescas y los arreglos tan presentes en el disco dan paso a unos blast beats y un desarrollo del tema bastante extremo y cañero a más no poder; los Cradle oscuros de antes empiezan a dejarse ver… Es todo un temazo, con una letra que es una pasada y unos cambios vocales que hacen que uno se pregunte cómo demonios Dani Filth conserva siquiera un milímetro de cuerda vocal a estas alturas. Cuando creemos que tenemos todo el tema controlado, aparece una sección de guitarra que nos deja bastante locos y que nos demuestra que hay mucho, muchisimo trabajo detrás de este disco, y que la reinvención, sin ser otra cosa que los C.O.F., dentro del metal extremo es posible.
El nivel técnico del grupo es impresionante, con mil cambios de ritmo y dibujos guitarristicos muy completos y, muchas veces, muy complejos. Y ni qué decir, otra vez, de la batería de Marthus y de las voces de Dani (que siguen sin hacer uso de sampleos ni modificaciones a estas alturas del disco).

06.- Frost on her pillow. Sexto tema del disco y primer single. Era normal un pequeño parón en tanta caña para dar paso a una intro del tema muy en plan “peli de terror” y luego dar paso a una especie de medio tiempo hasta que… otra vez empieza la locomota Marthus a ponernos firmes. Bajo unos arpegios brillantes de Paul Allender en las notas agudas, este tema evoluciona hacia el estilo que vimos en el “Thornography”, con líneas muy melódicas y un desarrollo más contenido que el resto de temas. Muy destacables los pasajes susurrados de Dani y el trabajo guitarristico, que es muy melódico y acertado.

07.- Huge onix wings behind despair. Este tema parece extraído de uno de los primeros álbumes de la banda, no he podido evitar dibujar una sonrisa cuando lo he vuelto a poner. Su desarrollo es muy blacky al principio y luego pasa a ser algo inédito en la discografía de cradle: una perfecta mezcla de todas las variantes que han cultivado dentro de su rollo. Me parece el mejor tema del disco y una auténtica pasada. Los parches infernales de Marthus nos hacen cuestionarnos otra vez la posibilidad de pactos con el diablo para poder tocar así.

08.- Pallid reflection. Este uno de los temas más “diferentes” del trabajo, con un desarollo muy heavy metal, con toques góticos, pero muy en la onda melódica de Cradle. Lo sorprendente es que en las estrofas la estructura es totalmente blacky y el tema va evolucionando hacia una caña brutal que nos deja flipando en colores. Ese estribillo en coros para volver al espectro melódico en la segunda parte del tema es absolutamente sobresaliente. Es el segundo tema más largo del disco y tiene multitud de pasajes, y una de las mejores letras de los últimos Cradle. Impresionante.

09.- Siding with the titans. Estamos ahora ante otra bomba de relojería que se abre con nuevos registros guturales graves (casi en pig squeal) de Dani. Es un tema también bastante rápido (en general, este disco es rapidísimo  más rápido que sus últimos cuatro álbumes con diferencia) y con un desarrollo menos complicado y más previsible que los demás, pero con unos arreglos de piano interesantísimos y unos pasajes punkarras que son una flipada.
Llegados a este punto hay que destacar el trabajo de los excelentes músicos de sesión que se han pillado los C.O.F. para este disco. Recordemos que esta vez, única en su historia, el grupo no se presenta como sexteto sino como trío, y los colaboradores son extraordinariamente desconocidos. Daniel James Firth se encarga de un más que correcto bajo, que me hubiera gustado más presente. Tengo que reconocer que tras David Pybus, esperaba un bajo más acorde al trabajo del resto de instrumentistas. No digo que no esté muy correcto el bajo, sino que le veo falta de presencia y extraño la personalidad y el toque de Pybus o del genial Robin Graves y su “nocturnal pulse”. No obstante, es un bajo que acompaña al resto y que en ocasiones intenta brillar en un trabajo que es básicamente de guitarra y batería a tope.

10.- Succumb to this. Este es el tema más heavy del disco con diferencia, con un desarrollo muy rápido y rítmicas más aplastantes y con más ánimo de ir a por todas desde el primer momento, pero bajo los dibujos guitarristicos de Paul Allender, que demuestra que no hay rítmica que no sepa reinventar. Os aseguro, como guitarrista, que en este disco Paul tiene rítmicas que son una auténtica locura reproducir y aguantar a lo largo de los temas. Tenemos también otras pocas aportaciones de voz femenina (escasísima en este disco).

11.- Sinfonia. El festival termina con una composición muy ambiental y sinfónica, instrumental y conecta inevitablemente con el primero. Es, pues, un outro orquestal que pone fin a un trabajo de primer nivel dentro del metal extremo actual. Es reseñable el hecho de que en este disco no hay más secciones instrumentales salvo la primera y última pista.

.

crade-of-filth 03

.

    Pienso, sinceramente, que independientemente de que cada uno tengamos nuestro disco favorito de la banda; incluso al margen de que esta banda no guste al que vaya a echar un vistazo a este trabajo, la calidad musical y letrística del conjunto es algo que está más que asentado. Y este disco es muy sorprendente, en muchos sentidos. Para mí no es ni un retorno a sus mejores momentos ni ninguno de los clichés habituales tratándose de una banda con ya (¡madre mía!) diez discos de estudio a sus espaldas. Este es un trabajo impecable. Con una producción y temática atronadoras, unos instrumentistas de lujo y un trabajo de Dani Filth que lo coloca como uno de los vocalistas más completos y complejos de la escena extrema con diferencia. Una auténtica pasada.

.

TEXTO: Juanjo Pelegrín.

7 comentarios »

  1. En lo personal, no soy muy amante de la musica extrema. prefiero el POWER METAL, no niego que COF, es muy bueno. gracias a ellos. aprendi a escuchar a grupos muy extremos. y en cuanto a este disco. LO ESCUCHE COMPLETAMENTE Y ME ENCANTO, ME GUSTO Y NO ME CANSO DE ESCUCHARLO!!!!

  2. La verdad esque ya tenia abandonada a esta banda desde el Nymphetamine y apenas me entere del disco que sacaron el año pasado y decidi escucharlo y vaya sorpresa que me encuentro tiene un poco de sonido comercial , pero se ve que la banda y la voz del señor filth , regresaron un poco a sus origines la verdad muy buen disco me gusto bastante , claro esta que para mi el mejor disco es el de Cruelty And The Beast bueno saludos.

  3. Hay que poserada leo en este blog, inmediatamente me di cuenta que lo escribió un fanático, se nota a leguas, solo un fan podría escribir cosas así. En el transcurso de la lectura efectivamente dice que es un fan, es obvio, que por eso lo vea tan cegadamente, teniendo el descaro de decir que a los que no les gusta son los ciegos. Asco de banda y sus gritos de rata de Danny que no acojona ni a mi abuela. Asco. Estoy oyendo su discografía, para darle oportunidad, puesto que no conocía todo su trabajo, y muchos de sus discos no me gustaron, hay algunas canciones de los primeros algo pasables, pero muy pocas. Y decir que este es el grupo mas extremo?, que carajos os pasa. A la caca este grupo, hay muchísimos grupos para escuchar, escucharé otros haber que tal están.

    • Como editor de la página, te doy la razón con que sino te gusta esta banda, puedes escuchar otras. En efecto, no pierdas el tiempo, es un bien escaso y hay muy buena música por descubrir.
      De todas formas, creo que no se menciona en ningún punto que COF sean la banda más extrema. Practican un metal muy extremo, pero siempre van a haber grupos más burros.
      Por otra parte, he defender al autor, Juanjo, puesto que si bien es fan de esta formación, sabe diferenciar entre criterio profesional y criterio de fan. De hecho, también escribió un artículo sobre Avantasia en el que no los deja muy bien, siendo también fan de esta formación.

    • Alexander, ¿hast probado a leer la crítica realmente en vez de criticar sin fuste y refiriéndote a cosas que no se mencionan em forma alguna? Los verdaderos fanáticos sois los que opináis así, sin fundamento y con el ánimo de joder, en vez de mostrar una opinión respetuosa y con algo de lógica. Ciao.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Web de la Ona de Sants-Montjüic

¡Escucha la Ona de Sants-Montüic en directo!

FaceBook Oficial de la Ona de Sants-Montjüic

A %d blogueros les gusta esto: