Entrevista: Albert Bello

entrevistas

.

    La semana que viene va a tener lugar uno de los eventos guitarreros por excelencia de todos los que se realizan en España: el festival “Django L’H”, que se celebra en Hospitalet de Llobregat y que llega a su cuarta edición. Se consolida pues de este modo una propuesta única en nuestro país: el único festival dedicado al gipsy/manouche jazz, el estilo popularizado por Django Reinhardt, Stéphane Grapelli y su Quintet of the Hot Club of France; un estilo caracterizado por mezclar con descaro la alegría más contagiosa con melodías divertidas y un virtuosismo técnico excepcional.
Para conocer un poco más los entresijos de esta propuesta y sus orígenes, realicé este pasado lunes una entrevista a su director e impulsor, el guitarrista catalán Albert Bello. El interesante resultado lo tienes aquí transcrito, pero la semana que viene podrás escucharlo en el primer programa de la temporada.

.

albert bello 01Albert Sanz (en adelante AS): Comenzamos con la primera de las entrevistas que tendremos este año. Estamos aquí con Albert Bello, director del festival “Django L’Hospitalet”.

Albert Bello (en adelante AB): Hola, buenos días, ¿qué tal?

AS: Como digo, comenzamos la temporada con esta entrevista y vamos a hablar de este festival que llega a su cuarta edición y que has iniciado tu. Está claro que cubre un nicho un tanto vacío en el panorama del jazz en directo en España. ¿Sabes si es el único que se hace?

AB: Sí, es el único dedicado exclusivamente a Django y al jazz manouche. Recuerdo el festival VillamaJazz que se hace en Villamañán (Castilla y León). Lleva tiempo haciendo una programación de swing mucho más variada, lo hacen con mucho cariño, pero el nuestro es el único dedicado únicamente a la figura de Django Reinhardt y que programa este estilo musical.

AS: ¿Cómo fueron los comienzos del festival? ¿Cómo decidiste iniciar esto?

AB: Pues fue una locura. Ya llevo unos años liado en esto del jazz manouche y es de estas ideas (como hay muchas otras que te rondan por la cabeza) en plan “estaría bien hacerlo… estaría bien hacerlo… no hay ningún otro…”. Piensa también que el festival se inicia en 2.010 pero en 2.008 ya se había creado la Asociación de Músicos y Aficionados al Jazz Manouche (AMAJM)… ya llevábamos años rodando por la Escola de Música i Centre de les Arts (EMCA) en la cual tenemos un programa de jazz manouche… Es decir, que había una serie de elementos que hacían que el jazz manouche aquí en la ciudad (Hospitalet de Llobregat) tuviera un gran interés.

Llegó 2.010, el año del centenario del nacimiento de Django Reinhardt, el año del gran esplendor a nivel mundial del género, y si teníamos que empezar un festival tenía que ser ese año; por muchas cosas: por aprovechar el momento, por darle un sentido más poético al tema, etc. Pero el festival se hacía en noviembre y decidimos el “sí se hace” en septiembre.

AS: Con mucho tiempo de antelación.

AB: ¡Jajaja! Con muy poquito tiempo y con muchas prisas, pero nos repetíamos “¡tenemos que hacerlo!”; y lo hicimos. Y encima en ese año que las cosas no pintaban muy bien.

AS: Sí, pero había que hacerlo, por lo de la efemérides de Django. Comenta alguna cosa sobre aquella edición… algún concierto a destacar, o alguna anécdota. Supongo que organizándolo tan deprisa y corriendo sucederían muchas cosas.

AB: ¡Jaja! Sí claro. Nuestro agotamiento físico fue realmente espectacular. Sino recuerdo mal fue de martes a domingo. En ese primer año trajimos a Robin Nolan. Él fue el que de alguna manera trajo el manouche a Barcelona, lo hizo un poquito más popular. Tocó mucho en el Harlem Jazz Club y en el Bel·Luna. Era muy coherente que la primera persona, el primero del cual vi un concierto de manouche, actuara en el festival. Se hizo en Sala Mandra y fue espectacular. Fue una gran sorpresa ver los conciertos a tope de gente, y el gran interés que manifestaban. 
Teniendo en cuenta cómo se había montado todo, la mayor sorpresa fue que saliera todo tan bien. Supongo que por eso hemos continuado, ¡jajaja! Si después de lo duro que fue hubiese sido un desastre no creo que continuásemos, pero lo bueno es que todo fue espectacular.

AS: Y llegamos ya a la cuarta edición. ¿Qué nos va a ofrecer el “Django L’H”? Háblanos un poco de los artistas que van a participar.

AB: Principalmente la programación más importante es de viernes a domingo. Hay dos conciertos (viernes y domingo) en el Auditorio Barradas. El sábado haremos uno fuera de aquí, en Barcelona, en el Pipa Club, con diferencia el local más emblemático de Barcelona en cuanto a jazz manouche. Llevan cinco temporadas haciendo jam sessions los domingos, conciertos y demás… no podíamos olvidar ese local.
Aparte tenemos también masterclasses y conciertos en la calle, pero hay que destacar sobretodo a Tchavolo Schmitt, el viernes en el Barradas. Es el cabeza de cartel de este año y un monstruo del estilo. Sin duda es uno de los que más se acercan a la esencia de Django. 

AS: Comentas que hay una serie de conciertos al aire libre. ¿Ves que la gente es receptiva a esto? Porque ya sabes como son estas cosas, que cuando hay algo gratis la gente se apunta en masa.

AB: La verdad es que creo que más del 50% de gente que acude a este tipo de conciertos gratuitos no lo hace por el atractivo de que sea gratis, sino porque conocen la música, los grupos y lo que hay. Incluso siendo gratis, no hay un movimiento muy bestia de gente que diga “mira, hay un concierto, vamos a ir”. No, porque realmente siempre hay una oferta interesante de actividades gratuitas y no siempre están llenas. La idea de todas estas actividades gratuitas al aire libre es atacar directamente al público, potencial o no, a la gente que está allí y enseñarle lo que pasa en el festival y lo que hay.
Cuando me planteo el concierto que haremos, por ejemplo, el domingo 17 al mediodía en la Rambla Just Oliveres, lo hago para gente que no haría el movimiento de asistir a un concierto, gratuito o no. Que se lo encuentren, pregunten que es esto y se les despierte la curiosidad.

Luego, durante toda la semana se realiza una especie de off-festival llamado “Ciclo Enchanté”. La idea es de lunes a jueves presentar un espacio concreto de Hospitalet y un grupo local. Hacer esa doble presentación al público; es hacer un recorrido por la ciudad a través de la música de Django. Todos esos conciertos son gratuitos. El lunes hay uno en el Museo de Historia, el martes otro en Centro Cultural Los Claveles. Es un centro cultural con mucha tradición de flamenco. Primero toca un guitarrista de flamenco y luego otro de manouche y haremos esa especie de fusión. El miércoles en el Kfè Olé que es un local emblemático de la ciudad, donde desde el año pasado también estamos realizando jam sessions.

También están las clases magistrales para gente que no toque el estilo. La imparto yo y doy a conocer las técnicas y el virtuosismo del manouche.

AS: Esto es lo que te iba a comentar, que un punto fuerte son las masterclasses, que tú mismo impartes junto a Tchavolo Schmitt.

AB: Sí, yo hago una y Tchavolo hace otra. Yo creo que es al final de lo que se trata es de aprovechar cuando vienen estos músicos, que los tenemos muy poquitas veces, ya sea en Barcelona o en España. Aprovecharlo al máximo. Mi intención es sacarle lo máximo que podamos. Y para todos los músicos que tocamos en este estilo poder estar con estos guitarristas a distancias cortas y sacarle todo lo que puedas (tanto lo que explican como lo que no explican pero que puede verse) es algo que hay que aprovechar.

Siempre en cada edición intento cubrir esos dos tipos de perfil, en este caso guitarristas (aunque otros años hemos hecho de violín y otros instrumentos). O sea, el apasionado del estilo que lo conoce y ya está metido a fondo, se aprovecha de las masterclasses de los músicos que vienen de fuera y absorben todo lo que pueden, y guitarristas de otros estilos pero que sienten curiosidad por conocer el estilo y las técnicas, pues que puedan acercarse y ver de qué va.

AS: Algo que me ha parecido muy destacable es que según anunciáis en la web del festival, dais la oportunidad a formaciones o solistas para que vendan sus CD’s en las sedes del festival.

AB: Claro, es que como músico creo que es absurdo no aprovechar todas estas cosas y no ponerlas al servicio del músico.

AS: Está claro.

AB: Cuando tienes cosas tan concretas lo interesante es que el público que vaya a este tipo de festivales se encuentre con todo lo que se hace en nuestro país. Es interesante que se aproveche en ese sentido. Sí que hay mucha gente que investiga, lógicamente, y puede saber, pero también incluso a veces los canales son difíciles para encontrar determinadas cosas, por lo que si vas a ver un concierto y te lo encuentras ahí… por ejemplo, no sólo CD’s, estamos vendiendo desde el año pasado la biografía de Django escrita aquí en España, bueno, es la primera y la única que hay en español, se venden otros libros, se vende material como muy concreto del estilo, etc. 

Es importante porque aprovechas ese ratito antes del concierto para ojear y decir “ostia mira, ¿quien es este grupo, de dónde son?” y en muchas ocasiones puedes hablar con ellos porque seguramente es factible que muchos estén allí o hablar con gente que los conoce.

AS: Aunque la sede principal y el apellido del festival es L’Hospitalet de Llobregat, también hacéis conciertos en Cornellà y Barcelona. ¿A qué se debe esto?

AB: El de Cornellà es casi circunstancial; se hace en el restaurante La Bodegueta del Museu, es una cena concierto que se hace el jueves. Está justo en el límite entre Cornellà y Hospitalet y los que lo llevan tienen otro local en pleno centro de Hospitalet que fue el primero que abrieron, así que la conexión con la ciudad es absolutamente directa, porque hablamos de un restaurante que lleva muchísimos años en la ciudad.

En el caso de Barcelona lo hemos comentado antes: el Barcelona Pipa Club es el local que con diferencia lleva más años apostando por el jazz manouche, desde hace cinco años años estamos haciendo una jam session mensual, han pasado por ese escenario tan pequeñito de los mejores músicos del estilo, así que sería un poco absurdo que no estuviera presente en un festival de este tipo.

AS: Claro, es lógico. Este año habéis lanzado una campaña de crowfunding en Verkami. ¿Por qué? ¿No habéis conseguido suficientes patrocinadores? Es que cuando un proyecto busca este tipo de financiación sin que antes la necesitara es normal que salten las alarmas. Y a día de hoy no habéis conseguido alcanzar la cifra.

AB: ¡Se conseguirá!

AS: ¡Seguro!

AB: No es que nunca lo hayamos necesitado. Piensa que cuando hablamos del equipo del festival… este año es el año con diferencia que más personas estamos trabajando voluntariamente en esto. Antes con los dedos una de mis manos se podía contar la gente que estaba trabajando.
No es que no lo necesitásemos, el festival siempre ha corrido un riesgo económico alto. Una inversión personal confiando en que todo saliese bien y con muy poquitas ayudas a nivel de Generalitat, subvenciones y todo esto. Sólo un año contamos con una y fue ridícula. Y todos sabemos actualmente como está la situación, es decir, que contar con ayudas de la Administración, en este caso el Ayuntamiento de L’Hospitalet de Llobregat proporciona parte del dinero pero no cubre todos los gastos del festival. Se trata de poder trabajar un poco mejor, que los músicos cobren lo que tienen que cobrar, que se cubran gastos, etc. Es decir, que con lo de Verkami intentamos que todo sea más relajado y que podamos pensar que se cubrirán los gastos sin un sufrimiento continuo como ha sido hasta ahora. Un sufrimiento con gusto, porque al final se consigue lo que se quiere, que es que los músicos vengan y tener una buena programación. Pero bueno, la única intención es esta, que se puedan cubrir los gastos.

AS: Está claro que los conciertos del festival siempre son de gran interés, pero supongo que os gustaría traer a los top ten del género, tipo Biréli Lagrène, Raphaël Faÿs o Rosenberg Trio. ¿Te has planteado alguna vez esto o sería arruinarte ya directamente?

AB: ¡Hombre! ¡Jejeje! ¡Eso es otro tema que me planteo siempre! Para mi es super importante recalcar que cuando hablamos de Tchavolo Schmitt estamos hablando de la misma liga, ¡absolutamente! Podemos hablar de virtuosismo instrumental o no, con lo cual entraríamos a hablar de quien es más virtuoso, pero como referentes del género, su estilo es una tendencia clara y está a la misma altura de los que has nombrado. En ese sentido no te puedes ni imaginar lo contento que estoy de que este año venga él, porque es como te digo, es tener una esencia de la música de Django Reinhardt impresionante.
Dicho esto, hay muchos otros que me encantaría traer, claro. Soy fan absoluto de Biréli Lagrène porque es una referencia. Y vendrá, seguro, jeje, no sé cuando pero vendrá. El planteamiento está. Hay que mirar como juegas con los presupuestos que manejamos para ver como conseguimos a esta gente, pero se conseguirá, ¡seguro! 

En el mundo del manouche hubo una explosión muy bestia alrededor del 2.000 cuando Biréli Lagrène grabó el primero de sus Gipsy Project. Hubo como una sensación de que tocando jazz manouche podían tocarse frases modernas y un lenguaje más contemporáneo. No te puedes imaginar la cantidad de grandes guitarristas que hay ahora por todo el mundo. Rosenberg estuvo aquí en las fiestas de la Mercé en 2.009 cuando montamos una jornada de todo un día de manouche.
Sí, faltan los que has nombrado, pero si seguimos ten por seguro que vendrán Biréli Lagrène y Raphaël Faÿs.

albert bello 02

AS: En el extranjero y en Europa hay tradición de festivales de manouche. Creo que en París está el más importante. ¿Has tenido contacto con organizaciones de estos festivales para intentar hacer algo juntos, o de momento os centráis en lo vuestro?

AB: No, de momento creo que no tiene demasiado sentido, y menos cuando hablamos de festivales tan consolidados que juegan en otra liga. No tiene sentido. Además la conexión a larga distancia con estos festivales no sé que beneficios puede dar, más allá de aprender cómo hacen las cosas y establecer algunos contactos.

AS: Hablemos de ti. Según tu biografía te inicias en el manouche en 2.001. ¿Cuál fue el punto de inflexión? Porque me comentabas antes que te dedicabas al metal.

AB: Yo he tocado de todo. Yo sufro de “guitarritis”. Si pudiera tocaría todos los estilos y todas las guitarras del mundo. En algún momento estaba estudiando en el Aula y uno de los compañeros me puso en cassette… ¿recuerdas lo que es un cassette?

AS: ¡Sí, claro!

AB: ¡Jejeje! Bueno, me puso un cassette de un guitarrista del quinteto de no se qué, un tal Django… y cuando lo escuché aluciné. Cuando lo oyes por primera vez hay cosas técnicamente que como guitarrista no entiendes cómo narices se pueden hacer.

AS: Y luego cuando te enteras de que sólo usaba dos dedos de su mano izquierda…

AB: Sí, eso es más insultante todavía, ¡jajaja! Bueno, lo escuché y flipé. En aquel momento me pareció alucinante. Empecé a investigar, a escuchar más temas, a sacar algunos sin ninguna pretensión. Nunca he intentado tocar un estilo en concreto, pero en aquel momento ese sonido, ese fraseo, esa forma de improvisar me llamó la atención y empecé a desarrollarlo como pude tocando con gente, etc. Piensa además que tardé muchos años en tener una guitarra manouche. Tocaba con una Ovation americana que es la antítesis del sonido del estilo. Y a grandes rasgos fue así, empecé a tocar, a juntarme con gente, montar el primer grupo en trío e intentar aprender mientras íbamos haciendo actuaciones.

AS: ¿Hay público en España para el gipsy jazz/manouche? ¿Es receptiva la gente al estilo? Lo digo porque algunos detractores dicen que es un estilo sin melodía, basado solo en la continua improvisación y el virtuosismo.

AB: Yo les diría que escuchen a Django y si me vuelven a decir lo mismo, entonces hablaríamos sobre lo que entienden por melodía. Hay público para todos los estilos, pero la cuestión es que hay que hacerlo bien. Cuando se empieza a valorar si a la gente le interesa esto o lo otro, o si algunas personas me dicen “mira, yo he intentado programar esto en salas y en festivales y no me ha funcionado” yo les comento “no me digas qué has hecho, dime a quien has traído en concreto y por qué no te ha funcionado…” Yo llevo tocando el estilo… ¿cuanto? ¿unos quince años? He tocado en locales de todo tipo, en festivales de todo tipo, en auditorios, en teatros, en España, fuera de España, en Europa, en Sudamérica y la sensación de recepción que tengo está clarísima: te llega directa, porque es una música tradicional. Cuando estás tocando música de calle, música gitana, si hay una cosa que tiene, si la interpretas con la energía que pide esta música, llega directa. No existe la parte intelectual que en determinadas músicas se percibe, que creo que debe desaparecer. Aquí es una música que como siempre digo, tendría que disfrutarse alrededor de una hoguera de noche con una botella de vino. Eso sería la mejor manera para disfrutar el jazz manouche y la música de verdad, porque es una música muy visceral, muy temperamental, con mucha energía.
Te aseguro que no soy muy dado a poner porcentajes, pero la mayor parte del público que asiste a estos conciertos los disfruta. Hay una conexión que va más allá del estilo. Pero es algo que sucede con cualquier música que esté bien hecha, que esté hecha desde la sinceridad y la honestidad, ya sea música clásica, pop, rock, etc. No creo que sea cuestión del estilo sino de quien está tocando esa música.

En cuanto al virtuosismo, eso es una opción del propio intérprete. Cuando escuchas a Django oyes virtuosismo, pero lo ves al servicio de la melodía. Eso es indiscutible y al final es lo que marca la gran diferencia.

Lo de que no haya melodías… se supone que estamos haciendo jazz. Si alguien espera escuchar una estructura cerrada de pop rock sin improvisación estamos hablando de otra cosa. Lo bueno que tiene este tipo de interpretación es que cada vez que escuches esa canción será una experiencia diferente que dependerá del espacio, del estado del músico, del estado del público, etc. Y eso es la magia de esta música.

Hablando de Tchavolo Schmitt, hablamos del antivirtuosismo. Es un tío que toca, evidentemente, no es manco, pero su punto fuerte es la poesía y la expresividad que tiene su lenguaje.

AS: Tienes varios proyectos: Experiment con el violinista Oriol Saña, Albert Bello Trio, Shine y Folkincats. Indagando un poco en ellos, me ha parecido muy original la propuesta de Shine, puesto que combina contrabajo, tu guitarra manouche y una segunda guitarra más bluesera, tocada por Chino SwingSlide con dobro y slide. ¿Cómo surgió esa fusión?

AB: Pues como creo que surgen las fusiones. No lo planteamos en plan de “vamos a ver qué se puede hacer con un contrabajo, una acústica y un dobro”. Nos conocimos, nos sentimos cómodos tocando los unos con los otros y empezamos a rodar. De hecho yo entré cuando Shine ya estaba montado sustituyendo a otro guitarrista que lo dejó. Empezamos a tocar, la sensación fue buena y seguimos.

Lo interesante que tiene no es la instrumentación, sino el orígen de cada uno, que cada uno viene de mundos diferentes y que no se esconden cuando tocamos. No intentamos tocar jazz manouche ni un swing determinado sino “mira, qué guapo este tema, ¡lo tocamos!”. Lo miramos… cuatro arreglitos, lo tocamos y a ver qué pasa. Sé que a primera vista lo que más llama la atención es ver un dobro y una guitarra manouche juntas, y que tímbricamente es difícil que conjunte, pero al final todo esto es secundario. Podrías tocar con alguien que tenga un buen lenguaje y él podría estar tocando el arpa de boca y sería original.

AS: Cuando acabes y descanses del festival, ¿hay algún proyecto inmediato de música tuya?

AB: ¡Muchos! ¿Estás hablando de grabación?

AS: Si.

AB: Hay muchos. Tenemos que grabar con urgencia el nuevo CD de Shine… hay que grabar el nuevo CD con el quinteto Experiment con el violinista Oriol Saña… Albert Bello Trio también quiere presentar alguna cosita… algunas colaboraciones que están por ahí pero que no seré yo quien lo diga, con lo cual, promete ser un año a nivel de grabaciones un año interesante.

AS: Muy potente.

AB: ¡Vaya que sí! Me gustaría que el 2.0… ¡uff! !2.014 ya! Me gustaría estar como mínimo con tres o cuatro CD’s nuevos; eso es lo que tengo apuntado en la agenda, es decir que sí, que promete. Aparte de eso hay otros proyectos a nivel de ciclos, de programación, ahora estoy montando una web pedagógica dedicada al aprendizaje musical que empezará con un poco de suerte el mes que viene y bueno, trayendo músicos de fuera para que toquen aquí. En fin, sin parar.

AS: En el festival vamos a poderte ver en dos facetas diferentes: con Shine y Experiment. Cuéntanos qué vamos a poder ver.

AB: El del Shine es el concierto que forma parte del Ciclo Enchanté, es el jueves 14 a las 21:00 en la Bodegueta del Museu, es una cena concierto, y la idea es presentar ese espacio, ese restaurante que es de verdad espectacular y juntarlo con uno de los grupos locales, en este caso el mío, aunque por obligación, porque somos de los que más tiempo llevamos haciendo swing y jazz manouche por aquí. Para la gente que se plantee ir (¡que yo iría!), decir que es un concierto en un espacio muy bonito, más desenfadado, acústico y para disfrutar en los cafés y hacer una post cena interesante.

Y el concierto del domingo 17 a las 19:00 en el Auditorio Barradas es con el quinteto Experiment, la formación de quinteto, la configuración original del Quintet of the Hot Club of France, es decir: dos guitarras rítmicas, contrabajo, violín y guitarra solista. Pero bueno, creo que lo único que respetamos es la formación porque tiene una sonoridad en la que nos sentimos muy cómodos pero con la idea de es hacerlo contemporáneo, en el sentido de hacer los temas que nos apetece de la manera que nos apetece. Además tendrá un punto añadido interesante ya que que ese domingo tendremos algunos invitados, como un saxofonista convirtiendo en sexteto esa formación durante una gran parte del concierto, y aprovechando que en ese fin de semana está el Barcelona Fiddle Congress nos visitarán dos o tres violinistas o violonchelistas que estarán allí para ayudarnos a liarla, ¡jaja!

AS: Comentabas antes el tema de una web didáctica y veo que tienes una actividad en este campo interesante ya que coordinas el dpto. de gipsy jazz en el Centro de les Arts de L’H. ¿Cómo surgió?

AB: La Escola de Música – Centre de les Arts es la escuela pública del ayuntamiento de Hospitalet y comenzó en 2.004. Yo estaba en el reducido grupo de profesores que comenzaba este proyecto, y se planteó que al año siguiente empezaríamos con la oferta de guitarra y tendríamos que plantear de qué manera la gente y los niños que empezaban a tocar guitarra en la ciudad pudieran aprender y enfrentarse a ese instrumento. Yo propuse hacerlo con el jazz manouche porque estoy convencido de que tiene unos valores pedagógicos super interesantes, por el hecho de tocar con instrumentos acústicos, sacarle el máximo sonido, trabajar con repertorio tradicional, que los dos campos estén trabajados en paralelo, es decir, el campo del acompañamiento y de la rítmica y el de la melodía e improvisación. La directora de la escuela nos dio el OK y desde entonces ha sido espectacular porque hemos ido desarrollando tanto la parte infantil —ya que los niños a partir de los 8 años pueden empezar a tocar la guitarra con la música de Django— como la parte juvenil y de adultos, con combos, con clases de improvisación, con clases técnicas, con clases de guitarra rítmica para adultos, etc.

A día de hoy estamos hablando de unos 70 alumnos en la escuela aprendiendo jazz manouche, lo cual me parece impresionante. A la altura de las otras escuelas, que además hay muy poquitas. Hay en París o Montreal y muchas no tienen este nivel de alumnos. Me parece un lujo y algo espectacular.

AS: ¿Es receptivo el mundo académico o los puristas del jazz más complejo a su introducción en escuelas de música?

AB: No tengo una certeza respecto a la receptividad o no; lo que sí tengo muy claro es que hasta hace un tiempo era complicado, todo estaba centrado en el jazz americano y todo se ha desarrollado y con razón desde allí, ya que allí está el mejor material pedagógico, los mejores profesores, las universidades, las escuelas superiores, etc. Exportan su método de enseñanza y su material hacía afuera, así que está claro que hay unas referencias musicales dentro del jazz que están más cerca del jazz americano.

Al hacer toda esta propuesta de acercarnos a lo que llamaríamos el jazz más europeo, que en su momento fue el quinteto de Django Reinhardt, un quinteto de cuerda, sólo de cuerda haciendo jazz era como “¿de qué me estás hablando?”… creo que el problema no es tanto el valor que se le de como las capacidades que hay y los profesionales que se dediquen a este estilo, que está claro que por la diferencia de difusión hay menos cantidad de profesionales que controlen el estilo, con lo que es más difícil que se implante en las escuelas. Uno de los trabajos que estoy haciendo es la publicación del primer libro para niños para que aprendan a tocar con este estilo. Las publicaciones para adultos que estoy preparando para mi son una forma de generar este material que pueda ser usado por profesores de música en cualquier centro y que tenga el mismo valor pedagógico que el otro para que al menos puedan escoger. El problema es que ahora mismo un profesor de escuela que quiera enseñar manouche no tiene material disponible, por lo que tirará del material americano disponible.

A nivel de lo que opinen los profesionales, mejor que se lo preguntes uno a uno. Lo que es evidente que muchísimos grandes guitarristas de todos los estilos han confesado la gran influencia, ya no sólo admiración, sino influencia en su forma de tocar de Django Reinhardt.

AS: Es que viéndolo desde fuera, yo no estoy tan metido en el mundo del jazz ni mucho menos, pero da la sensación de que hay un cierto tipo de jazz que se ha vuelto excesivamente intelectual como la música clásica, porque tiene un tipo de lenguaje y de armonía muy complejo, y luego tenemos el manouche que es alegre, desenfadado, con mucha improvisación, y quizás, entre comillas, algo más simple armónicamente hablando. Puede haber cierto grupo de profesionales rancios que digan que más allá de Miles Davis no hay nada y que el manouche ni se pueda considerar jazz.

AB: Hombre, que los hay, los hay, eso te lo aseguro. Los he visto y los he escuchado. Me parece absurdo. La música es música. La improvisación y el concepto de jazz está mucho más ligado a eso, a la creación musical instantánea en el momento que no a los recursos estilísticos que usa. La idea de complejo o no complejo es una idea del experto musical; te aseguro que cuando Charlie Parker estaba tocando bebop en un local perdido en Estados Unidos, no se estaba planteando la complejidad de lo que estaba tocando, estaba echando todo lo que tenía que echar hasta arriba de todo y era lo más hardcore, lo más bestia que podías escuchar en aquel momento.
Esa intelectualidad a mi me preocupa bien poco. Es más bien una cuestión de cómo se está enseñando. Para un profesor de música es mucho más fácil seguir unos métodos ya implantados… “no mira, vamos a mirar las frases de Parker y este repertorio…” que no desarrollar una forma que él crea más conveniente para hacerlo.

En la actualidad muchos estudiantes tienen como objetivo tocar de una determinada forma, determinados temas, determinados solos y sonar como determinados músicos, eso es una cagada. Lo que tienes que hacer es tu propia música con todas las influencias que tienes. Siempre digo que soy el mas heavy de todos los guitarristas manouche porque me salen frases todavía de mi memoria de Steve Vai, Satriani y toda esta gente porque las he aprendido, pero al final sólo son notas colocaditas ahí que hay que saber ponerlas.

Ni creo que esto sea más simple ni aquello tenga más improvisación, no, al final depende de…, vuelvo a decirlo, soy muy pesado con esto, pero creo que depende del músico y no del estilo; puedes encontrarte con ese jazz más intelectual y más denso pero si el músico lo está tocando honestamente, con toda su energía e intensidad te acaba llegando.

albert bello 03

AS: Y vamos terminando. Tenemos una pregunta obligada y una petición. Hacemos la petición primero. Intenta convencer a la audiencia del programa y los lectores de la web de que asistan al festival.

AB: Como me imagino que el 90% de los que asistan van a ser guitarristas, decir que sino han tenido la experiencia de ver un directo de este estilo es obligado. Te diría como instrumentista que es uno de los estilos tocados con púa en guitarra acústica más virtuosos que hay, con lo cual, para llevarte una nueva lección y nuevos inputs es obligado. Si hablamos del concierto del viernes de Tchavolo, hay muy pocas oportunidades de ver aquí en Barcelona este tipo de guitarristas. Te aseguro que es de los que dejan huella. Son guitarristas muy interesantes. Yo lo aprovecharía. Además están todos los conciertos, las masterclasses, etc. Si cuando me estaba acercando a este estilo hubiese existido todo esto habría alucinado. Un montón de conciertos que son gratuitos, clases que puedo recibir… ¡no lo desaprovecharía ni loco!

Como tu decías, es una música muy agradable en todos los sentidos. Es una música que cuando vayas a ver todos estos conciertos, estoy convencido de que vas a pasar un buen rato. Teniendo como tenemos una semana de actividades gratuitas y otras a mitad de precio, al mínimo que se puede cobrar, es un regalo. Además, insisto, Tchavolo es uno de los máximos exponentes, es un guitar hero absoluto en su estilo. Vamos, como guitarrista iría de cabeza a ver este tipo de programación. Y lo importante es conocer otro estilo musical que siempre te va a aportar algo, y disfrutar de los conciertos sin otro tipo de pretensión que tomar una copa o una cena según el escenario y disfrutar de una buena actuación.

¡Yo creo que iré a todas! ¡Jajaja!

AS: Muy bueno. Y ahora la pregunta más complicada que hacemos y la dejamos siempre para el final: define a Albert Bello.

AB: ¡Ostia, esta es de las difíciles!

AS: Siempre la dejamos para el final, ¡lo siento!

AB: Creo que lo que más me define sinceramente y la forma de que te lleves una sensación clara de quien soy es verme en directo. Creo que tocando es donde más puedo transmitir lo que soy en realidad y lo que soy en relación a la música.
Dicho esto, musicalmente creo que soy honesto tocando, y creo que es una de las cosas que más valoro en todos los músicos. Muestro lo que sé hacer, lo que he aprendido, de la mejor manera posible e intento estar conectado de la mejor manera posible con el instrumento y con el público y darlo todo. Es decir, no intento engañar. No intento hacer una música intelectual ni pensada sino que intento salir como quien sale al ring y darlo absolutamente todo.

Creo que honestidad puede ser una buena palabra para definirme.

AS: Pues muchísimas gracias por inaugurar esta temporada de Guitar Xperience. ¡Y nos veremos en el festival!

AB: ¡A ver si es verdad! Muchas gracias.

albert bello 04

.

    Como habéis visto, Albert Bello tiene las ideas muy claras, pero además es de esas personas con un optimismo contagioso. La visita a su domicilio/local de ensayo finalizó con un repaso a su colección de guitarras, con servidor haciendo el cafre demostrando mi virtuosismo ante la primera vez que agarraba una guitarra manouche y hablando un poco más sobre aspectos técnicos del género.

    Aprovecho para dar las gracias de nuevo a Albert por la deferencia para con Guitar Xperience, precisamente en estas fechas en las que entre clases, ensayos y ultimar los últimos detalles para el “Django L’H” no debe de andar con mucho tiempo libre, sino todo lo contrario.

    Por último, que sepáis que en esta dirección URL, tendréis toda la información respecto a horarios, precios, localizaciones, etc. Y si queréis aportar vuestro granito de arena en forma de micromecenazgo, aquí está el enlace a Verkami.

    Y por último parte 2: el próximo lunes 11/11/13 en el primer programa de la temporada, podréis escuchar esta entrevista y a su protagonista.

albert bello 05

.

TEXTO  Y FOTOS: Albert Sanz

Etiquetado como: , , , , , , , , , , , , , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Web de la Ona de Sants-Montjüic

¡Escucha la Ona de Sants-Montüic en directo!

FaceBook Oficial de la Ona de Sants-Montjüic

A %d blogueros les gusta esto: